lunes, 29 de junio de 2015

Bipartidismo excluyente

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha informado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, sobre la situación griega y le ha ofrecido detalles sobre las negociaciones en Bruselas. Al parecer Sánchez y Rajoy han coincidido en la conveniencia de que Grecia permanezca en el euro para que los posibles efectos de su salida no perjudiquen a España.

Cierto que el PSOE es en la actualidad el principal partido de la oposición en el Congreso de los Diputados, pero que los dos partidos institucionales continúen ignorando de hecho a Podemos y Ciudadanos y decidan cuestiones de Estado sin contar con ellos es una ficción que, por momentos, se está convirtiendo en patética. ¿Es que tanto Podemos como Cidadanos -y el resto de los partidos con representación en las instituciones del Estado- merecedores de la confianza de millones de ciudadanos en las últimas elecciones no deberían también estar informados al respecto?, ¿sería éste un trabajo excesivo para el señor presidente del gobierno?.
PP y PSOE han ido juntos a reformas laborales, a reformas de la Constitución, a acuerdos antiterroristas, a cruciales votaciones en el Parlamento Europeo como legítimos, alternantes y exclusivos herederos del Régimen de la Transición y parecen pretender que esta situación se mantenga por siempre, como un derecho adquirido.
Pero que la verdad está ahí fuera no es sólo una frase de Expendientes X.


sábado, 27 de junio de 2015

Totalmente transparente

Decidido a comprobar cuán transparente es la información contenida en el Portal de la Transparecia del Gobierno de España consulto, por ejemplo, el perfil de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez García (http://transparencia.gob.es/es_ES/buscar/contenido/curriculums/CV_574). El dato más antiguo de su currículo corresponde al período 1993-1997 en el que se reseña que desarrolla su actividad profesional en el sector privado, ¿en que empresa o empresas?, ¿ocupando que puesto o puestos de trabajo?, ¿donde?; sobre esos detalles no veo absolutamente nada, aunque figurar seguramente  deben figurar: más transparente imposible.

viernes, 26 de junio de 2015

Cemento

De todas las perlas que componen el largo collar que el ministro Wert ha ido elaborando en su frenético tránsito por el Ministerio de Educación, (http://epistolariocontingente.blogspot.com.es/2012/02/un-ministro-ciego.html) recuerdo ahora ésta: Pensar que el éxito educativo depende de los recursos es equivocado. Es como pensar que la belleza de una casa reside en la cantidad de cemento que tenga, pronunciada no improvisadamente ante los medios, sino en el Congreso de los Diputados el 14 de Junio de 2013; quiero decir que al que se le supone redactor de algunos de los textos que Rajoy leía con anterioridad a su etapa de ministro no se le ocurrió prepararse un argumento mejor para leer él mismo, aludiendo a la belleza -y no a la necesaria solidez- que proporciona el cemento a la casa del símil empleado.
Y es que defender lo indefendible es muy difícil, incluso para un tertuliano de tanto desparpajo: los recursos públicos -y su buena gestión, evidentemente- son esenciales para acercarnos al éxito educativo y su recorte es el camino más corto para asegurar el aumento de los desequilibrios sociales y, en definitiva, el fracaso educativo a nivel general como país.
Claro está que el ministro Wert defendía desde el gobierno la misma línea que la reforma educativa planteada por la CEOE con anterioridad (http://elpais.com/diario/2011/06/22/sociedad/1308693604_850215.html, http://epistolariocontingente.blogspot.com.es/2011/10/la-reimplantacion-de-la-esclavitud.html); el señor Wert sí que tiene la cara más dura que el cemento armao.

jueves, 25 de junio de 2015

Veritófono

Siempre creí que se podría, pero nunca imaginé que estuviera tan cerca: un sistema, formado por un interfaz cerebro-máquina, puede reconstruir casi un 50% de las palabras de una frase mientras se piensan. Electrocorticografía intracraneal (ECoG) (https://es.wikipedia.org/wiki/Electrocorticograf%C3%ADa , http://hipertextual.com/2015/06/traducir-pensamientos-en-palabras)  se denomina el invento, y sí, el inconveniente mayor es que, como su nombre sugiere, los sensores (electrodos) han de implantarse directamente en el cerebro. Cuando el sistema esté más evolucionado -y no sea necesario abrir el cráneo- sugiero un último test con políticos; siempre he sospechado que, en la mayoría  de ellos, entre lo que dicen y lo que piensan no hay una coincidencia exacta: sería definitivo contrastar en paralelo sus propias palabras con las surgidas del veritófono.
Luego podría extenderse a otras profesiones tales como la de periodista, abogado, vendedor, etc., no de forma obligatoria, desde luego, sino como el ofrecimiento por su parte de un plus de veracidad en beneficio de votantes, oyentes o clientes: vóteme -o escúcheme, o cómpreme- a mí, llevo veritófono certificado. Mientras aprendieran la técnica de engañarse a sí mismos seguro que era una revolución utilísima.

miércoles, 24 de junio de 2015

Algunos números

Comparando el Indice de Precios de Consumo (IPC) con el salario de los empleados públicos en el período 1981-2012 (según datos del INE) vemos que se produce una depreciación en el mencionado salario de un 38,9% acumulado en ese período, lo que supone, en promedio, el 1,25% de decrecimiento anual. En ese mismo perído se estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) per cápita en España superó el 80%, pero ya entonces tanto el presidente González en 1994 como  el presidente Aznar en 1997 tuvieron a bien congelar el salario de los funcionarios.
En el período 2009-2014 la depreciación acumulada de ese salario ha sido del 17,91%, es decir que en esos seis años la depreciación ha más que duplicado su decrecimiento anual (2,98%) respecto al de la serie histórica inicialmente considerada de 31 años.
En 2010 el presidente Zapatero  lo rebajó un 5% y ha permanecido congelado desde entonces, bajo gobiernos del PSOE y del PP. El presidente Rajoy, además, suprimió en 2012 una paga extra de la cual se devolvió a los funcionarios un 25% dos años más tarde; parece que ahora hay algún revuelo sobre la posibilidad de la devolución del 75% restante.
Y llegamos a éste año de elecciones. Creo que hay más de 2,5 millones de empleados públicos en España, todos ellos posibles votantes.

martes, 23 de junio de 2015

...y en la Pista 1, el nuevo PSOE...

Al parecer, Verónica Fumanal y su consultora Politikom han recibido el encargo de reconectar al PSOE con la ciudadanía. Seguramente bajo sus directrices estratégicas se aprobó la instalación del banderón de España en el acto de Pedro Sánchez en el Teatro-Circo Price el pasado domingo; incluso es posible que quepa atribuirles también la elección de un teatro-circo para el evento.
No pretendo enmendar la plana a los expertos comunicadores de Politikom, pero ésta venta-espectáculo de políticos a la americana creo que también llega tarde, especialmente en las actuales circunstancias: que Pedro Sánchez llame en directo al programa de uno de los iconos de la televisión de consumo rápido, vuele en parapente o juegue al baloncesto en una silla de ruedas, ignoro si contribuirá a que el ciudadano común vea antes al Pedro Sánchez persona que al
Pedro Sánchez político -uno de los presupuestos de Fumanal- pero está muy claro que no modernizan el discurso de un partido que de tanto presumir de histórico va camino de instalarse en la mera Historia.
Para teatro-circo-y lo que haga falta se basta y se sobra Jorge Javier Vázquez; del líder del PSOE cabría esperar un programa inequívoco en defensa de la aplicación de los presupuestos socialdemócratas, ni más ni menos. Lo demás puede entretener pero no creo que forme la opinión del votante.

lunes, 22 de junio de 2015

Ubicando el centro

Las políticas seguidas por el gobierno del PP en los pasados tres años, enmarcadas tanto en un neocapitalismo agresivo -y abrasivo- desde el punto de vista económico como en posturas regresivas y reaccionarias desde el punto de vista ideológico, han tenido las lógicas consecuencias económicas y sociales en éste país. Consecuencias, que si tuviéramos que resumir en una, sería la de una grave pérdida de cohesión social, una repentina llegada al estado de anomia, en el significado dado a la palabra por Emile Durkheim: la falta de normas o la incapacidad de la estructura social de proveer a ciertos individuos lo necesario para lograr las metas de la sociedad; a modo de ejemplo, la actual tasa de desempleo en jóvenes menores de 25 años es del 51,4% (782.000), según la última encuesta de Población Activa.
Tanto el PP como el PSOE -al menos- andan muy empeñados en recuperar el voto de centro, ese voto que tradicionalmente ha otorgado o denegando la posibilidad de gobernar, sin ser muy conscientes de que ambos han cooperado en la destrucción sistemática de ese centro sociológico y que tan débil lo han dejado que puede que en el futuro no sea determinante.  Utilizando de nuevo el ejemplo, ¿creen en éstos partidos que los integrantes del mencionado 51,4% de jóvenes desempleados -la mayoría en edad de votar- están en el centro?. Muy desnortados tendrían que estar esos jóvenes, además de desempleados.

sábado, 20 de junio de 2015

¿Imputado?

Si lo he entendido bien, el Gobierno -por boca de su vicepresidenta plenipotenciaria- no sabe si el actual número tres del PP, Fernando Martínez Maíllo, está imputado o no: A lo mejor me equivoco. Creo que no está imputado. No le puedo aclarar desde el Gobierno la situación procesal. A lo mejor no, a lo peor sí, o viceversa.  A lo mejor desde otro sitio que no fuera desde el Gobierno sería más fácil, ya que parece que el procedimiento utilizado por el PP -o el Gobierno-  para averiguarlo ha sido preguntárselo al propio interesado.
Afortunadamente, el nuevo responsable de Comunicación del PP, Pablo Casado, nos saca de dudas: No está imputado sino citado a declarar en calidad de imputado. ¡Ah, bueno!, a la segunda ya tal; se van notando los efectos de los cambios de Rajoy en la estrategia de comunicación del PP. ¡Y yo que echo en falta una explicación de María Dolores de Cospedal sobre "imputados en diferido", o un florido "florianismo"!

viernes, 19 de junio de 2015

Rajoy y la nada

El señor presidente del gobierno está elevando al grado de excelencia su habilidad de no hacer nada y, en el caso de que eso fuera imposible, parecer que hace, sin hacer realmente nada. Después del retroceso en votos del PP en las últimas elecciones, los medios -y él mismo, a su enigmática manera- anunciaban cambios en el PP y en el gobierno; pues bien, salvo enviar al Secretario de comunicación y número tres del PP a otro lugar donde pueda demostrar sus habilidades -alguna tendrá- los cambios han consistido básicamente en nombrar a un responsable de la campaña para las elecciones generales, a la vuelta de la esquina. Lo demás, para él, debe ir todo bien,  como Dios manda.
Y luego, incontinente, caló el chapeo, requirió la espada, miró al soslayo, fuese y no hubo nada, finaliza un soneto de Cervantes. Es cierto que Rajoy no parece incontinente, que no gasta chapeo -aunque lo vá necesitando-, que no lleva espada, que suele mirar de frente -aunque a veces hace algo que parece un guiño incontrolado- pero el resto lo clava.

jueves, 18 de junio de 2015

Ese centro desgastado

Que los tiempos están cambiando no sólo es una canción de Bob Dylan, aunque en ella -proféticamente- ya se decía: Vamos, senadores y congresistas, por favor presten atención a la llamada. No se queden en la puerta, no bloqueen la entrada.
Uno de los muchos síntomas de cambio en éste país es que finalmente está colapsando el Régimen del 78 y el consustancial bipartidismo que generó -replicando un siglo después el de la Restauración-, y como muestra evidente están la aparición -y consolidación- de nuevos partidos y sus resultados en las pasadas elecciones autonómicas y municipales.
Esto ha tenido como consecuencia que PP y PSOE se comporten últimamente como un matrimonio consumido que finalmente se rompe. Así, Rajoy no cesa de reprochar a Pedro Sánchez que pacte con otras fuerzas políticas radicales y extremistas, con lo bien -se deduce- que estaban los dos conviviendo en la centralidad, mientras que el
PSOE parece haber asumido el papel del cónyuge que quiere reconstruir su vida, aunque eso seguramente dependerá de los muertos que conserve en el armario de su vida matrimonial.
De lo que el presidente del gobierno parece no darse cuenta es de que ambos -PP y PSOE- han sido activos colaboradores  en la destrucción de ese centro que ahora añoran y que ocuparlo será como ocupar un territorio arrasado. 

Artista aspirante

Es evidente que el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, lo que quería -y quiere- es ser artista porque, tal y como dice la canción de Augusto Algueró, Mamá, quiero ser artista ( para oírla ) : hay dos clases de gente nada más, los artistas y todos los demás.
El mismo Carmona que en su día veía como buena la opción de hundir otro Prestige para que su partido ganara votos -lo que le costó su propio hundimiento como diputado regional-, ahora que se ha puesto aún más estupendo en su papel de vigilante de Ahora Madrid en la alcaldía de Madrid y que opina que todo aquél rozado por la sombra de la duda -políticamente hablando- debe dimitir, ha decidido borrar de su propia cuenta en Twitter varias decenas de tuits, antes de que fueran públicos los polémicos tuits del concejal Zapata. Previsor que es e informado que está el señor Carmona: yo creo que si persevera finalmente será artista.

miércoles, 17 de junio de 2015

Orwell y Lincoln

Ignoro quién ha tenido la capacidad de convencer al señor presidente del gobierno de que la generalizada desafección social al PP y al gobierno viene de no saber explicar las políticas implantadas mediante la superexplotada mayoría absoluta obtenida por su partido en las pasadas elecciones generales; puede que sea autoconvencimiento o, más bien, una nueva vuelta de tuerca a éste orwelliano 1984 que estamos viviendo con treinta años de retraso: parece creer que un Ministerio de la Verdad a cargo de Alfonso Alonso como portavoz de la Gran Hermandad resolverá todos sus problemas.
Alguien debería hacerle ver que la estrategia de más de lo mismo como remedio mágico cuando algo no funciona tiene todo un historial de fracasos y que persistir en el error aumentándolo -pero no corrigiéndolo- demuestra una falta del más elemental sentido común, ese del que el señor Rajoy se supone a sí mismo repleto. En frase atribuída a Lincoln: Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

martes, 16 de junio de 2015

El viejo comunista

Pudo leerse en un titular del ABC de ayer: El viejo comunista regresa a la cárcel, refiriéndose a Blasco, el exconsejero valenciano condenado a seis años y medio de prisión por malversación de ayudas públicas al tercer mundo.
Efectivamente, Blasco fué detenido durante el franquismo y aún en 1976 por ser considerado el máximo responsable del Partido Comunista y del FRAP en Cataluña, pero ahora ha ingresado en prisión por anteponer sus intereses personales a las obligaciones de su cargo de consejero de Solidaridad y Ciudadanía en un gobierno del PP valenciano. Blasco ha ocupado distintos cargos de responsablidad en diversos gobiernos del PP en la Comunidad Valenciana desde hace dieciséis años, y antes, en 1983 (o sea, hace 32 años), también fué consejero de Presidencia en un gobierno del PSPV-PSOE.
No ha ingresado en prisión por comunista, evidentemente, aunque el periodista que firma la información en ABC -curiosamente también apellidado Blasco- parece sugerir que la cárcel debería ser la residencia natural de los comunistas de edad: como un retiro. O que los viejos comunistas nunca mueren, como los rockeros.


lunes, 15 de junio de 2015

Absolutismo

Incluso con mayorías absolutas existen consecuencias a la acción de arrodillar -pasar el rodillo, quiero decir- al resto de fuerzas políticas: nada es gratis. El PP, al que las pasadas elecciones generales concedieron -en función de nuestra vigente Ley electoral- una de esas mayorías sin contrapeso, siente ahora una soledad tambien absoluta -apenas paliada por el posibilismo político de Ciudadanos- y pretende volver a fórmulas que le resultaran más favorables en el reparto del poder político, como pueda ser la elección en función de la lista más votada. Tarde para eso. Hace tres años podía haberse aplicado el señor Rajoy el consejo de Mark Twain: cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar, pero, en lugar de ello, llevó a cabo políticas que no han favorecido ni siquiera a quienes lo votaron -antes bien a selectas y elitistas minorías- y han causado, además, un fuerte aumento de la desigualdad social y la creación de grandes bolsas de pobreza y miseria inimaginables en un país que se dice del primer mundo. Y ya dijo alguien que si todo poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente.

¿Intolerancia?

Siempre me parecieron algo cercano al esperpento los actos públicos en que Alvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón o Ana Botella, como regidores del Ayuntamiento de Madrid, se dirigían a la Virgen de la Almudena para solicitar que acabara con el desempleo o para agradecerle el fin de ETA, por ejemplo.
El recién nombrado alcalde de Santiago ha anunciado que no participará en la Ofrenda al Apóstol que se celebrará, como cada 25 de julio, en la Catedral, y ha manifestado: soy de los que pienso que no le corresponde a un alcalde pedirle al Apóstol que termine con el desempleo y la corrupción. Lo que le toca es ser capaz de impulsar políticas de transparencia y de fomento del empleo. Tras éstas mesuradas palabras ha sido acusado de inmediato por el PP y la jerarquía de la Iglesia de falta de tolerancia; ¿intolerancia de quién?

martes, 9 de junio de 2015

Radical

La utilización de la palabra radical es últimamente intensiva, en concreto por parte de los pregoneros del argumentario del PP (incluído un torero convicto). Y como siempre que se produce esa utilización intensiva -y sesgada- ocurre que no se sabe con certeza lo que se está diciendo. Radical, en sus primeras acepciones en el diccionario, es todo lo relativo a la raíz, a lo esencial. Y aún si nos referimos al radicalismo, estaremos hablando del  conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso. En la actual situación socio-política de éste país, en la que a diario conocemos nuevos casos de corrupción, ¿que tiene de negativo ser radical y propugnar el radicalismo?.

lunes, 8 de junio de 2015

¿Pedagogía?

Continúa terne el señor presidente del gobierno en la tesis de que los males del PP vienen de no saber explicarse bien, y por ello parece que anda ocupado en sustituir en las tareas de comunicación del gobierno a la vicepresidenta absoluta. Seguramente en su entorno no hay nadie que se atreva a decirle que no se puede explicar lo inexplicable -hasta un cuentacuentos  lo tendría muy difícil -y que si se intentara seguramente los resultados serían contraproducentes. O que si realmente fuera cuestión de padagogía, no se trataría tanto de lo que el gobierno o el PP explicara a la ciudadanía sino de lo que la ciudadanía pudiera explicar al gobierno o al PP; es decir, no tanto de hablar como de escuchar. Lo demás es sólo una variante suave de la razón de la fuerza, no de la fuerza de la razón.
Por otra parte, según la nivola de Unamuno Amor y pedagogía, ésta última está bastante sobrevalorada; aunque también es cierto que pedir amor -o una mínima sensibilidad social, al menos- del gobierno deber ser como pedir peras al olmo.

Insuficientemente normales

Una prueba evidente de la baja calidad democrática de éste país es que tras las pasada elecciones, día sí, día no, estemos oyendo rumores sobre posibles tamayazos; y no tanto que nos lleguen los rumores sino que nos parezcan totalmente creíbles. Por si ello fuera poco, en la presente situación de fragmentación política, el señor presidente del gobierno y del PP -añorando, sin duda, la comodidad bipartidista- ha decidido que no tiene nada que hablar con Podemos, opción elegida por miles de ciudadanos a los que el señor Rajoy no debe considerar lo suficientemente normales ni con el exigible sentido común, en su entendimiento de ambos conceptos. Y no sólo eso, también reprocha al otro partido de siempre que llegue a acuerdos con Podemos lo que, según él, es pactar con el radicalismo ultraizquierdista. ¡Con lo bien que se vivía con el pensamiento de Manual Fraga, que parece que en una ocasión le espetó a una señora: ¡usted vaya a votar -al PP, naturalmente- y deje la política a los políticos!

Follow by Email