jueves, 29 de julio de 2010

Clase media

Lo dijo recientemente Miguel Sebastián: “los impuestos no están para redistribuir la riqueza, sino para obtener ingresos”. La Ministra de Economía, Elena Salgado, lo ha reiterado: "hay que tener en cuenta que España es un país de una amplísima clase media. Si lo que se desea es elevar de modo importante la recaudación, que es lo que necesitábamos, no puede lograrse afectando únicamente al 5% con más capacidad económica...era necesario afectar a la base impositiva en general". Está claro, los afectados teníamos que ser numerosos, siguiendo el viejo principio de que valen más muchos pocos que pocos muchos.
Pero es sabido que el peso que los salarios tienen en la renta nacional ha pasado del 60% al 55% en la última década, que entre 1994 y 2006 el salario medio, en cómputo anual, perdió un 2,4% de poder adquisitivo y que, en ese mismo periodo, las deudas de los hogares crecieron seis veces más deprisa (225%) que su renta disponible (39%). También es un dato contrastado que el porcentaje de españoles que se encuentran por debajo del nivel de la pobreza supera el 23%, siendo la contribución de nuestro Estado del bienestar -Estado del medioestar en definición de Gaspar Llamazares- a la reducción de ese porcentaje mediante transferencias sociales del 5% en 2006 (sólo en Bulgaria, Grecia e Italia ese porcentaje de reducción fué menor dentro de la UE-27). 

Siendo todos estos datos anteriores a la crisis que nos afecta y con la certeza de que no habrán mejorado en los últimos tiempos, veremos lo que ésta gallina -la clase media- continúa dando huevos. Y siendo amplísima, con una dieta tan estricta.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Estado/medioestar/elpepuopi/20100801elpepiopi_7/Tes

miércoles, 28 de julio de 2010

Crimen y castigo

Tony Hayward, máximo responsable de BP ha admitido que el desastre del golfo de Méjico "nunca debió haber ocurrido" y ha pedido disculpas a todo el pueblo de EE UU por el accidente. Parece que ya se ha encontrado a quien castigar. ¿El castigo?, una pensión de 715.000 euros anuales tras su despido. O sea, que le piensan reducir a la condición de dosmileurista diario. Además, Hayward percibiría una cantidad de más de un millón de euros, equivalente a la cuantía de su sueldo anual más incentivos. Incentivos que se supone que ha justificado, por lo cual le han ofrecido una alternativa a la retirada en la dirección de la petrolera rusa TNK-BP, en la que BP cuenta con el 50% de participación. 
No es que yo proponga el supuesto castigo a los médicos  en la antigua China -lo decapitaban si se le moría un paciente a causa de su negligencia, ojo por ojo- pero mientras éste sea el coste a asumir por los responsables de los desastres -ecológicos, financieros, etc.- lo más probable es que las medidas para tratar de evitarlos continúen siendo totalmente ineficaces, incluso en teoría.

viernes, 23 de julio de 2010

Problemas y dudas

Supongo que al president Montilla le habrán confortado las palabras del presidente Zapatero cuando éste la ha asegurado que "el problema de Cataluña es el problema de España". Pero me ha dado por pensar que, si hacemos caso de alguna de las afirmaciones del catalanismo en el sentido de que el problema de Cataluña es España, ¿significa ello -por la propiedad transitiva de la solidaridad- que el problema de España es España, como muchos sospechamos de antiguo?. ¿E incluso -por la propiedad conmutativa de la solidaridad- que el problema de Cataluña es Cataluña?. No sé. Creo que mejor preguntarles a cualquiera de ellos -parece que los dos lo saben- cual es en realidad el problema, y salimos todos de dudas.

jueves, 22 de julio de 2010

Siglas

Coincidiendo con los diez años de Rodríguez Zapatero al frente del PSOE, prodrían aprovechar y refundarse. Refundación se  dice ahora a suavizar o aligerar algo anterior. Comprendo que al PSOE le venga bien mantener la imagen de marca y lo de partido con más de un siglo de historia, pero si es posible que sean los que con más derecho se sienten herederos del partido fundado por Pablo Iglesias, lo cierto es que sus siglas, cada vez más, cantan. En el PP, por ejemplo, siendo los directos sucesores del partido único existente en el anterior régimen, no hacen referencia a movimientos, ni a tradicionalismos ni a juntas y ni siquiera a nacional. Veamos: S de socialista. Después de que Felipe González se encargara de evolucionar del socialismo a la socialdemocracia, y con su actual secretario general en proceso de traslado a la democracia social, que es como él define su ideología, convengamos en que es difícil ofrecer menos socialismo, salvo en modernas vías alternativas. O, de obrero. Con una -otra más- reforma laboral en proceso contestada por los sindicatos, una huelga general pendiente y la asistencia de Zapatero a Rodiezmo, entre inconcebible e incompatible, parece que lo de obrero es añadir chunga a la ofensa. Seguramente en la Fundación IDEAS -que posee incluso un comité científico- tendrán alguna al respecto, pero yo propongo que el PSOE pase a denominarse -una vez descartado lo de Partido Posibilista y Partido Permanente, porque coinciden las siglas con las del PP- Convergencia Social. Es un guiño a los catalanes, que se sienten últimamente malqueridos, no es ya excluyentemente español y lo más importante: no quiere decir nada. O sea, que en él cabe todo.

Elevando el precio

CiU y PNV mantienen vivo al Gobierno pero elevan su precio, es uno de los titulares de hoy en El País. En el debate sobre el estado de la nación, el presidente del gobierno justificaba sus alianzas coyunturales y cambiantes como una necesidad parlamentaria. Pero que, en esta situación, el gobierno del PSOE tenga que pactar permanentemente políticas con partidos nacionalistas esencialmente conservadores no parece que le produzca ningún conflicto ideológico al presidente del gobierno. Y la necesidad existe, efectivamente, pero por su propia decisión, recientemente reafirmada en la Comisión Constitucional del Congreso mediante un dictamen con recomendaciones para reformar la Ley Electoral -aprobado por PSOE, PP y los partidos nacionalistas-  que continúa ignorando el desajuste proporcional que supone que CiU con ochocientos mil votos tenga 10 diputados y el PNV con trescientos mil votos tenga 6 diputados, mientras IU con un millón de votos tenga 2 diputados y UPyD con cuatrocientos mil votos tenga 1 diputado. El dictamen no recoge ni una sola de las sugerencias formuladas por IU, participante en la Comisión, para conseguir una mayor equidad  entre votos y escaños. Claramente PSOE y PP no están dispuestos a rebajar su cuota parlamentaria, ni a renunciar a un sistema que les garantiza, en la práctica, un bipartidismo perenne. Y no digamos los partidos nacionalistas, ejerciendo de árbitros y elevando su precio a conveniencia, lo que con un sistema electoral más equitativo y proporcional sería impensable.

martes, 20 de julio de 2010

Diversidad

Nada más peligroso que aseverar como verdad fundamental algo tomando a "todo el mundo" como sujeto. Vicente Verdú titula hoy su artículo con un provocador A la gente le gusta la gente, constatando el creciente gregarismo de la especie humana como característica esencial en su búsqueda de la felicidad: según las últimas tendencias psicológicas la felicidad solo correlaciona positivamente con la más numerosa y mejor comunicación con los otros, antes que con la salud, la belleza o el dinero, por ejemplo. Y menciona igualmente las últimas tendencias en teoría de la comunicación que contradicen a Ortega y a Umberto Eco en cuanto al poco seso de las masas y que afirman la existencia de una virtual mente social producto de la actuales tecnologías. Sin embargo creo que, a pesar de la potencia ejercida por los medios de comunicación actuales en la difusión de pautas culturales y sociales tendentes a la creación de un pensamiento único, lo cierto es que -afortunadamente- sigue habiendo gente pa tó, como dijo un torero (no se sabe cierto si El Gallo o Guerrita), lo que ocurre es que no van todos juntos a manifestarse, ni se asocian, ni tienen todos el mismo pensamiento único alternativo. De hecho, el pensamiento alternativo es una habilidad cognitiva consistente en la capacidad de imaginar el mayor número de soluciones a un problema determinado y que -según Spivack y Shure- también es necesario para relacionarnos bien. No se sienta usted raro si está hasta el rabo de la boina de ver el gol de Iniesta.

lunes, 19 de julio de 2010

Libretas y libros

Aznar tenía un cuaderno o libreta -de pastas azules, si creemos a los que dicen que la han visto- en la que apuntaba, sobre todo, nombres. Algunos los subrayaba, como en el caso de Rajoy, que, mediante tan expedito procedimiento, llegó a ser mandamás del PP, nunca sabremos si a su pesar. Rajoy, queriendo mantener la tradición -y mejorarla a ser posible- tiene un libro. Un libro del que no se sabe si le sirve para leer o para escribir en él -o para ambas cosas- pero que debe ser tan gordo al menos como el de Petete, porque le tiene tan absorbido que no le da tiempo ni a presentarse a los debates en el Congreso de los Diputados. Es una explicación, un punto menos ridícula, que la ofrecida por la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáez de Santamaría -está trabajando en su despacho- a la incomparecencia del jefe de la oposición en el último debate sobre el estado de la nación. La realidad del asunto, la clave, la ofreció anteayer el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, al decir que puesto que el gobierno actual está llevando a cabo las políticas que ejecutaría el PP, éste tiene poco que hacer o decir. Pero por puro respeto -si no por otros motivos- el señor Rajoy debería haber acudido al debate para oír la opinión de todos y cada uno de los grupos políticos. Y debería también apuntar ésto en su libro.
.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/libro/Rajoy/elpepiopi/20100717elpepiopi_6/Tes

viernes, 16 de julio de 2010

Imágenes y palabras

Será casualidad. O no. Depende de lo que cada uno crea que pesa el azar en la realidad. En una foto de hoy en El País de políticos catalanes antes de una reunión del catalanismo que acabó como el rosario de la aurora, se ve, en el centro, a Joan Puigcercós con una carpeta amarilla en la que se lee Es (¿tatut? ¿querra?) con claro ademán de indicar el camino a seguir a toda Cataluña. A su derecha, un grupo algo distanciado formado por Joan Herrera (ICV), Miquel Iceta (PSC) y el presidente José Montilla, el primero con una carpeta verde por fuera y roja por dentro y gesto inescrutable, el segundo en segunda fila pensando en el lío que se traen entre manos y el presidente sonriendo, aparentando que todo está controlado. A la izquierda de Puigcercós, pero también abriendo hueco, Artur Mas (CiU), semiescondido en un arbolillo, se atusa su mentón de Supermán dilucidando, seguramente, lo que le interesa más, si aparentar aliarse con el tripartito o dejarles en evidencia cuanto antes. Hay veces en que una imagen, efectivamente, vale más que mil palabras. Otras veces es justo lo contrario, como cuando se pronuncia la palabra nación.

martes, 13 de julio de 2010

De economía

Reconozco no tener mucha idea de economía; a pesar de ello, y a la vez, creo que no abundan los que realmente la tengan y sean capaces de explicar las razones por las cuales se ha producido esta crisis y, mucho menos, de predecir el futuro al respecto. Sin embargo, simultáneamente, creo que las verdades esenciales de la ciencia económica cabrían en un cuartilla.  A cuento de las últimas escaramuzas económicas germano-españolas, he leído una entrevista a Richard C. Koo, japonés Economista jefe del banco Nomura, explicando los antecedentes inmediatos de la economía alemana: "El déficit fiscal alemán creció, pero no de manera significativa tras explotar la burbuja tecnológica (1997-2001), porque las burbujas en países como España sustituyeron el estímulo fiscal que los alemanes hubiesen tenido que aplicar. Y ya no digamos cómo ha aprovechado la banca alemana esa situación, que expandió su crédito y que hoy ostenta quizá la parte del león de los préstamos a economías como la española." Todo es fácil cuando te lo explica alguien que sabe; es otro de mis convencimientos. No sé si, racionalmente, podré soportar por mucho tiempo tanta contradicción. Menos mal que, ya digo, de economía no tengo mucha idea. Más o menos, como el Deutsche Bank ha reconocido recientemente.

Lost in translation

"Necesitamos reducir el déficit estructural en España y, para ello, hay que tomar decisiones muy difíciles, refundar el Estado de bienestar, así como redefinir los servicios públicos y los mecanismos de financiación de los mismos", ha dicho el ex-presidente Aznar desde FAES, organización que ejerce de  think-tank del PP. Parece claro: decisiones difíciles (dese por damnificado si se gana usted la vida por cuenta ajena), redefinir (reducir), los mecanismos de financiación (privatización) de los servicios públicos y, refundar, palabra que aunque no figura en el diccionario de la RAE parece que todo el mundo asimila a hacer una versión más suave y descafeinada de algo anterior. Del Estado del bienestar, en este caso. Y este es el programa de la derecha española para que podamos -puedan, quiero decir- seguir prosperando en este país. Y si para llegar a ponerlo en práctica hay que convertirse -mientras se sea oposición- en el partido defensor de pensionistas, funcionarios, parados o dependientes, en el PPT (Partido Popular de los Trabajadores), no hay problema. Pero sería conveniente -para que nadie se llamara a engaño- que pensionistas, funcionarios, parados, trabajadores y dependientes conozcan cual será la política que la derecha aplicará -si tiene ocasión- en este país para reducir su déficit estructural (déficit público de carácter permanente que se produce independientemente de la influencia del ciclo económico y que persiste incluso en situación de pleno empleo): equilibrar las finanzas del Estado a base de eliminar los servicios públicos.

Sin acritud

En todas partes cuecen habas. En los Países Bajos, de cuyos habitantes continúo creyendo que son mayoritariamente tolerantes y sensatos, el diario NRCHandelsblad concluía los días previos a la final del Campeonato Mundial de fútbol una serie de arengas futboleras con el siguiente texto: "España, el país del duque de Alba, el de la Guerra de los 80 Años. ¿No deberíamos hacer algo?". Pues si. Se me ocurre que podrían esperar otros ochenta años para ser campeones del mundo de fútbol. Y eso que ésta vez a los de la naranja  mecánica sólo les falto salir con picas y arcabuces al terreno de juego. Parece que acabaron creyendo que estaban en Jemmingen y que Vicente del Bosque era el duque de Alba.

Midiendo la democracia

Rajoy a pedido al ministro del Interior "que garantice los derechos fundamentales porque esta es una democracia seria y civilizada y no otra cosa". Le faltó el sentido común esta vez. ¿Seria? ¿civilizada?. Siendo la democracia el menos malo de los sistemas políticos -según algunos- es, en general, un ideal al cual algunos países se acercan más que otros y no parece que el nuestro sea de los primeros. Creo que aquí, la democracia más que seria es aburrida y más que civilizada es ficticia. Pero intentando ser objetivo y dado que hoy todo se mide, podría recordar la valoración de la calidad de la democracia que, en este país, ha descendido casi medio punto en dos años, según el informe anual que realiza la Fundación Alternativas, inspirado en el modelo de las auditorías democráticas de la Universidad de Essex. La caída de 6,2 a 5,8 puntos tiene como causa principal los escándalos de corrupción, y sitúa a esta, por vez primera en la historia de la democracia, como uno de los tres principales problemas de los españoles. No sé en que "otras cosas" pudiera estar pensando el señor Rajoy -¿quizá en los derechos fundamentales de los corruptos?- al emitir tan solemne vacuidad.

Recordando a Gila

El ínclito vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, en relación con las detenciones de once miembros del PP en Alicante ha dicho que "alguien está suplantando la función de alguien de forma gravísima", que me suena a Gila con aquél "alguien ha matado a alguien...y no quiero señalar". Claro que el señor González Pons sí había señalado antes -directa e indirectamente- al ministro del Interior, Pérez Rubalcaba como muñidor político de las detenciones. No sé si el señor González Pons esperará que el ministro del Interior, al no poder soportar tamaña tortura psicológica confiese sus crímenes como el asesino de Gila, pero, en todo caso, esta labor de denuncia de hechos muy graves e ilegales por parte del ejecutivo sin aportar la más mínima prueba  -recordemos la "denuncia del chiringuito" de la señora Cospedal, el verano pasado- parece haberse convertido en táctica habitual por parte del PP, sin reparar en el daño que ello pueda ocasionar a las instituciones del Estado. Y en lo que toca personalmente al señor González Pons parece ser él quien ha respondido al anuncio "Para guerra importante se necesita soldado que mate deprisa". También de Gila, claro.


http://www.elpais.com/articulo/opinion/Recordando/Gila/elpepiopi/20100710elpepiopi_6/Tes

miércoles, 7 de julio de 2010

Sangre fría

Fabra, Camps, Costa, ahora Ripoll. Y lo que colee. Parece que el PPCV -uno de los mayores graneros de votos del PP- está ardiendo en combustión lenta, tal y como hace no mucho ardían subterraneamente las Tablas de Daimiel. Y con Rubalcaba -según Pons- ejerciendo de demonio atizador del fuego. ¡Que calorcillo!, ha sido el comentario de Rajoy al respecto: o este hombre es de sangre fría como los lagartos o lleva un forro ignífugo bajo el traje. No me extraña que, en esas condiciones, no perciba lo del cambio climático.

Eficacia, eficiencia y efectismo

Se define eficacia como la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera y eficiencia como la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado. Podríamos decir que la eficacia equivale a conseguir nuestros objetivos sin limitar el precio a pagar por ello, mientras la eficiencia sería conseguir nuestros objetivos al mínimo coste posible. Por último, se define como efectista a aquello que busca, ante todo, producir fuerte efecto o impresión en el ánimo, y no se me ocurre otro adjetivo que mejor defina las campañas organizadas últimamente por la DGT. Parece una pedantería recordar que estos tres vocablos no son sinónimos.

Desmemoria y destino

Ambrose Bierce, en su Diccionario del diablo define desmemoria como el don que otorga Dios a los deudores, para compensarlos por su falta de conciencia.  No deja de ser asombrosa la cantidad de desmemoria repartida entre los habitantes de este país, lo cual seguramente explica la tardanza -más de setenta años- en la entrega a sus familiares de 44 cuerpos identificados y recuperados recientemente de la Fosa de la Andaya en Lerma, donde fueron enterrados en el verano de 1936 después de ser fusilados sin ley, juicio ni jurado. 
A poca distancia de desmemoria, en el mencionado diccionario, se define destino como la justificación del crimen de un tirano o como el pretexto del fracaso de un imbécil. Supongo que, a veces, ambas definiciones servirían.

Follow by Email