jueves, 30 de enero de 2014

Salarios de eficiencia

Así pues, el "consejo" del Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, es que para resolver el problema del paro en España, los sueldos deben bajar más. No sólo es que tal propuesta considerada globalmente o en particular sea injusta e incluso indignante, es que además es ineficaz a los efectos que dice perseguir. El premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, ya demostró mediante sus estudios sobre los denominados salarios de eficiencia y el conocido como modelo Saphiro-Stiglitz que es falso que salarios permanentemente a la baja garanticen el pleno empleo. No sólo eso: datos y estudios recientes demuestran que incluso trabajando, un gran porcentaje de personas en este país no logran sobrepasar el umbral de la pobreza, lo cual los convierte más en esclavos que en trabajadores.
Ya sabíamos que no se podía esperar mucho de los políticos autóctonos -sobre todo de quienes actualmente nos gobiernan- pero, ¡que lumbreras tenemos en Bruselas!.


 http://elpais.com/elpais/2014/02/02/opinion/1391359715_233646.html

martes, 28 de enero de 2014

Aquí es la guerra

Leo en El País el excelente artículo de Alex Grijelmo "Lo peor ha pasado" donde compara los patéticos esfuerzos del gobierno intentando convencernos -y no sé si convencerse- de que lo peor ha pasado con decirle eso mismo a quien ha perdido una brazo: efectivamente, el traumatismo de la amputación quedó atrás, pero continúa manco. Paso a la Sección de Cartas al Director y constato de primera mano el panorama: una arqueóloga que come gracias a su trabajo de aupair en Holanda contenta de codirigir un proyecto arqueológico en el que toda la ayuda oficial consiste en asegurarla el menú, el viaje y los rotuladores -todo lo demás por su cuenta- y otras dos cartas que exponen la situación de la justicia en éste país. Ninguna carta de alguno de los seis millones de parados de este país contando su caso: seguramente ya no tienen ni la voluntad de comunicar su drama, al igual que ya perdieron la esperanza de encontrar un trabajo. Vuelvo a Elvira Lindo y su artículo ¿Es ahí la guerra?, sobre el genial humor de pobres y posguerra de Gila. Pues sí, la guerra es aquí, y ya se sabe que la primera víctima en todas las guerras es la verdad. Porque no es cierto que lo peor haya pasado, lo vivimos a diario.

Contradicciones

El flamante consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Rodríguez, ha comenzado el ejercicio de sus responsabilidades bajo una doble contradicción: la primera global, ya que sus antecedentes en cuanto a fervor privatizador superan incluso a los del recientemente dimitido consejero de Sanidad, el señor Fernández Lasquetty, cuyos intentos en ese sentido le han llevado a una dimisión debida a la contestación tanto de profesionales sanitarios como de usuarios y ciudadanos.
La segunda contradicción tiene relación con la primera y podríamos decir que si la primera es de fondo, la segunda atañe a las formas. En un breve discurso de toma de posesión, el señor Rodríguez ha aludido al diálogo como forma de solucionar conflictos, incluso "dejándose la piel" en ello. Aunque no  creo que nadie lo desee -aún- despellejado, ha sido acabar su discurso y marcharse sin admitir preguntas de los periodistas. No sé que entenderá él por diálogo.

lunes, 27 de enero de 2014

El cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

Ni siquiera mediante la vergonzante reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que el PP pretende aprobar en el Congreso y que impediría a los jueces españoles proseguir o iniciar procedimientos en casos de lesa humanidad internacionales -si el procedimiento no se dirige contra un español o contra un ciudadano extranjero que resida habitualmente en España o que se encontrara en España y cuya extradición hubiera sido denegada por las autoridades españolas- impediría que el Estado asumiera su responsabilidad en cuanto a la Ley de Memoria Histórica y su aplicación efectiva, ya que la inmensa mayoría de los restos de personas asesinadas hace más de setenta años y que yacen en fosas comunes o en las cunetas de las carreteras de este país pertenecen a ciudadanos españoles. Supongo que en el PP deben preferir para ésto último algo seguramente más indigno y vergonzoso: la ignorancia y el olvido. No es, ni será, cerrar viejas heridas el ignorar que existen, si no más bien perpetuarlas al dejar que continúen supurando. Dicen que la distancia es el olvido pero yo no concibo esa razón, reza el bolero.

domingo, 19 de enero de 2014

Gamonal

Escribo Gamonal y el buscador universal me devuelve información no de la batalla perdida por el ejército español ante Napoleón en Noviembre de 1808 -que hubiera sido lo normal hace sólo unos días- sino noticias de otra batalla, la de los ciudadanos de ese barrio de Burgos contra su alcalde. Curiosamente los titulares podrían muy bien corresponder a cualquiera de ellas: los ciudadanos prenden la mecha o Gamonal es sinónimo de resistencia; pues sí, y yo diría que las víctimas de ambas batallas también son las mismas: un abusado y sufrido pueblo harto de ser dirigido por malos gobernantes.


Follow by Email