martes, 31 de marzo de 2015

Horario

A los habituales -pero nunca demostrados- argumentos sobre el ahorro energético que reporta nuestra anormal adscripción horaria a la de la Europa central -no a la de Greenwich- se añade el de Jesús Mallol, expresado en una carta en la sección de Cartas al Director de El País: "las empresas y las personas funcionan con nuestro mismo horario" (aunque más exacto sería decir que nosotros con el suyo). O sea, que con independencia de nuestra posición geográfica que impone el lógico ritmo circadiano a las personas que vivimos en éste país, debemos acomodar nuestro horario al que las empresas consideren de interés para sus intercambios comerciales con el exterior. Si ésta fuera la razón de fondo, nuestro horario actual no resulta nada malo en comparación con lo que ocurrirá cuando China sea definitivamente la primera potencia económica mundial: veo a todos los españoles trabajando de noche y durmiendo de día, como los muciélagos.
¿Compensa realmente siquiera el plantearlo? Creo que no, remata su carta el señor Mallol; claro, claro: el negocio lo primero.


 http://elpais.com/elpais/2015/03/30/opinion/1427733950_316705.html

 http://es.wikipedia.org/wiki/Hora_central_europea

Orientación

Tengo oído últimamente que emplear los términos izquierda y derecha hablando de política es muy antiguo: Podemos, por ejemplo, prefiere explorar el Norte y el Sur, o sea, arriba y abajo -como una serie de televisión británica de hace más de cuarenta años, nada nuevo, por tanto- aunque yo creo que con un oportuno giro de noventa grados estaríamos como siempre, los de arriba en la derecha y los de abajo en la izquierda;  nos entenderíamos mejor.
Que si no, puede ocurrir que acabemos todos desnortados: Monago pidiendo el voto a los socialistas de centro o Esperanza Aguirre alabando a la izquierda moderada y civilizada de Ciudadanos (el Podemos bueno). Lo curioso es que lo que sigue sin identificarse propiamente es el centro; no sé si será por el proclamado fin de la clase media o porque es sólo un punto entre los infinitos que tiene una recta.

martes, 24 de marzo de 2015

Estigmas

Lo que a otros estigmatiza -el dedazo de Rajoy- para ella resulta purificador: Esperanza Aguirre cree que Moreno Bonilla debería dimitir por haber sido designado candidato del PP en Andalucía en la forma en que lo fué, olvidando que con ella se siguió idéntico procedimiento para nombrarla candidata a la alcaldía de Madrid; porque ella lo vale, parece deducirse. Es lo que tiene ser sexagenario/a, que te desinhibe, y si nunca fuiste inhibido pues aumenta tu desvergüenza (si eso fuera posible en el caso de la señora Aguirre).
Pero subyace en todo ello una verdad universal en política: lo que realmente estigmatiza es la derrota y lo que santifica es la victoria. Y Esperanza Aguirre debe contar con ésta última.

lunes, 23 de marzo de 2015

Bipartidismo y el sistema d'Hont

Aprovecharé que ahora es época de analizar e interpretar los resultados electorales en Andalucía: resulta que la suma en votos de Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida es de 1,9 millones de votos, lo cual les proporciona un total de 29 escaños en el parlamento andaluz, mientras que el PP, con algo más de un millón de votos (la mitad), obtiene 33 escaños y el PSOE con un total de 1,4 millones de votos (medio millón menos), obtiene 47 escaños. Dicho de otro modo: al PSOE cada escaño le ha costado 29.014 votos, al PP 3o.950 votos, a Podemos 38.002 votos, a Ciudadanos 39.419 votos y a Izquierda Unida 53.061 votos (casi el doble que al PSOE).
Está claro que el sistema d`Hont se impuso como forma de lograr de inicio un calco del bipartidismo de la Restauración, asimilando -falsamente- bipartidismo a estabilidad. Dado que es evidente que la fórmula ya no se sostiene ni con el auxilio de sistemas que priman esa pretendida estabilidad ¿por qué seguir falseando la voluntad de la ciudadanía?

domingo, 22 de marzo de 2015

Lenguaje, Información y propaganda

El español o castellano es un lenguaje rico y al tiempo flexible; es difícil que éste idioma sucumba a la inapropiada utilización actual  de aquellos que más deberían preocuparse por su correcta utilización: los medios de comunicación y los integrantes de la clase política.
Pero cabría esperar de los primeros que tuvieran en fase de aprendizaje a los becarios un tiempo razonable dedicado a mejorar su utilización de la gramática así como la dicción antes de permitir que cumplan su trabajo de difundir información.
Y de los segundos, además de lo anterior -que también están bastante necesitados-, que cuando hablen sea para comunicar algo: no he visto menor eficiencia en la relación significado/mensaje que aquél que a diario sufrimos de algunos portavoces de formaciones políticas: ya sé que el principio de vulgarización -uno de los once atribuídos a Goebbels- afirma que toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida, pero mucha de la propaganda que ya hemos comenzado a padecer en éste año electoral parece ir encaminada, precisamente, a deteriorar la posible inteligencia de los propagandados.

¿Cuatro o cuarenta?

El presidente del gobierno y del PP reflexionaba ayer -era el día dedicado a ello, en vísperas de elecciones- ante militantes y simpatizantes del PP,  que va a dedicar sus esfuerzos a impedir que los adanes de la política, que florecen por doquier, vuelvan a situar a España en la misma situación de hace cuatro años.
Que creo yo que no ha meditado bien su soflama: visto lo visto durante sus casi cuatro años de gobierno, retroceder cuatro años en el tiempo es lo menos malo que nos podría ocurrir; lo que él pretende es llevarnos cuarenta años atrás.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Devuelto

Nos tiene acostumbrados el señor presidente del gobierno -como también era el caso del rey emérito- a abreviar muchos participios en la forma entre castiza e inculta que supone pronunciar acabao por acabado o decir tomao por tomado. Quizá coloquialmente pueda resultar admisible esta incorrección, pero yo esperaría de ciertas personas y de ciertas ocasiones más formalidad y respeto por el idioma: de una figura pública hacia abajo en la escala de responsabilidades existe el peligro de que cunda el ejemplo por simple mimetismo o nauseabundo peloteo y acabemos todos como unos malhablaos.
Y para una vez que el señor Rajoy se anima a cumplir con los participios -devolvido- resulta que es irregular; ¡también es mala suerte!

domingo, 15 de marzo de 2015

Zumbando

El presidente del gobierno y del PP nos propone ir directamente al futuro...y coloca a Esperanza Aguirre como candidata a la alcaldía de Madrid; hasta ahora, el gobierno, en sus patéticos intentos de disfrazar la realidad, se había contentado con abusar de eufemismos tales como lo del crecimiento negativo -por decrecimiento- o flexibilización -por precarización- para finalizar, a la vista de lo difícil de camuflar tal cantidad de corruptos, denominando a los imputados como investigados que deben creer que suena más suave.
Está claro que el lenguaje -hablado y escrito- lo admite todo, pero es igualmente evidente que, a éste paso, las palabras van a perder todo su significado y va a ser difícil distinguir entre el mensaje y el ruido de fondo: sólo nos quedará el runrun de de políticos hablando -generalmente leyendo- y molestando a la ciudadanía con un zumbido incomprensible, como los moscones en verano.

viernes, 13 de marzo de 2015

Mirar para otro lado

En el caso de Zaida Cantera y el acoso (laboral y sexual) que ha sufrido en el ejército, creo que todos deberíamos sacar las consecuencias necesarias para evitar y/o prevenir tales hechos en el futuro. Yo, por mi parte, y dada la lamentable memoria demostrada durante el enjuiciamiento de los hechos por jefes en activo del ejército -uno de ellos sólo recordaba que miraba en la dirección en la que no veía aquello por lo que se le preguntaba- me permito recomendar para esos jefes cursos y prácticas -obligatorios para el ascenso- consistentes en resolución mental de problemas, sodokus y ajedrez de nivel avanzado.
En todo caso, espero que si esos mandos llegan a ejercer sus funciones en algún conflicto armado, sepan distinguir y determinar la dirección en la que se encuentra el enemigo, no vaya a ser que no lo vean llegar y les asalten por sorpresa; a veces mirar para otro lado puede tener efectos muy desagradables.

sábado, 7 de marzo de 2015

Donde me llevan

¡Acabáramos!, siempre lo sospeché, pero hoy he oído al propio Mariano Rajoy confirmarlo: yo voy donde me llevan -que bien mandado, y sin soltar un sólo taco-; los agricultores y ganaderos damnificados por la crecida del Ebro pueden sentirse confortados por tal manifestación de apoyo, solidaridad y responsabilidad del presidente del gobierno. Que yo tengo para mí que sus objetivos personales, su única actividad, todas sus energías, tienen el único propósito de mantenerse en la cúpula de esos artificios tan inestables y gelatinosos: el partido, el gobierno, el poder...
Seguramente no nos vá mal tan sólo por eso, pero sin duda, ayuda.

viernes, 6 de marzo de 2015

Son pocos los elegidos

A cuento del famoso ático de Ignacio González en Estepona, Esperanza Aguirre ha manifestado que él ha demostrado como pocos de dónde ha sacado el dinero para comprarlo y cómo lo pagó.
Aunque la señora Aguirre es especialista en la aplicación de la ley del embudo adjudicando -generosamente, siempre a los demás- títulos de demagogo y populista y pone en práctica a diario todos y cada uno de los once principios de la propaganda atribuídos a Goebbels, no puedo por menos que estar de acuerdo con ella en ésta ocasión: somos mayoría los que demostramos -de grado o por obligación- de donde sacamos el dinero y son pocos los elegidos que presentan sus cuentas mediante empresas interpuestas y radicadas en paraísos fiscales como el señor González, que, al parecer, están eximidos de tributar como el resto de los ciudadanos comunes. Y eso la señora Aguirre lo debe considerar una nota a añadir al historial intachable del señor González.

Follow by Email