domingo, 27 de enero de 2013

Ley de transparencia

Siento no estar de acuerdo con el señor presidente del gobierno cuando dice que "no hay nada más injusto que la generalización" en relación con el semidescubierto caso de corrupción, el del extesorero del PP, Luis Bárcenas; por el mismo procedimiento podríamos afirmar igualmente que generalizar la rectitud de motivos e intenciones para todos aquellos que se dedican a la política no es exacto ni justo. Que, por lo que sabemos, se dé una notoria asimetría cuantitativa entre sobrecogedores y el resto de los miembros de los partidos políticos podría perfectamente explicarse porque los segundos aún no han tenido la ocasión u oportunidad de poder beneficiarse de algún sobresueldo.
Y cuando digo que lo siento es cierto, a mí también me gustaría vivir en un país en el que todo sucede como él dice, pero no parece ser el caso. Sobre todo cuando tanto el partido hoy en el gobierno como el principal de la oposición han dilatado hasta el infinito la aprobación de una efectiva ley de transparencia que pusiera límites al egoísmo y la avaricia propios del ser humano -especialmente de quienes tienen la responsabilidad de manejar fondos públicos- y de los que hay constancia histórica desde el principio de los tiempos.

miércoles, 23 de enero de 2013

La ley del embudo

La secretaria general de PP ha declarado en relación con el caso Bárcenas que "estas cosas hay que demostrarlas, en España hay que demostrar por una parte la verdad y por otra parte las imputaciones. Pero esto de decir algo y que quede en el aire o que quede por escrito y no se demuestre...", vamos que no le parece bien eso de tirar la piedra y esconder la mano.
Claro que ella misma no mostró la discreción que ahora aconseja cuando denunció en el verano de 2009 -desde aquél famoso chiringuito playero- escuchas telefónicas ilegales a miembros del PP por parte de las fuezas de seguridad del Estado, algo de lo que nunca se presentó la más mínima prueba. 

En Junio de 2010 el PP rechazaba un plan de regularización fiscal que estudiaba el gobierno -y que finalmente nunca se aplicó- por impresentable, injusto y antisocialMaría Dolores de Cospedal señalaba entonces la paradoja de que a los que pagan impuestos se les subana los que no, se les perdonen. Dos años después, bastaron seis meses en el gobierno para obviar lo paradójico y que esa medida fuera considerada por el PP no sólo presentable,  sino hasta justa y social; fué exactamente lo que llevó a cabo -esta vez sí- el señor ministro de Hacienda bajo el nombre de "regularización fiscal especial": una vergonzante amnistía fiscal que premiaba a los defraudadores, además de castigar simultáneamente con una subida de impuestos a los que ya los pagaban.
 En la aplicación de la ley del embudo, son expertos en el PP.

sábado, 19 de enero de 2013

Doblemente paganos

De forma apresurada -a mi entender- se ha adjudicado el papel de paganos a promotores, constructores y empresas de seguridad en el semidescubierto caso de corrupción protagonizado por el extesorero del PP, el señor Bárcenas. Porque a nadie se le escapará que los empresarios propenden a externalizar -que se dice ahora- los costes como forma inmediata de aumentar los beneficios; quiero decir que estos empresarios seguramente ya se habrán encargado de repercutir el peaje propio de la corrupción disminuyendo la calidad de bienes y servicios para ajustar las cuentas finales a sus intereses. La corrupción es lo que tiene: los costes los acaba pagando el ciudadano, el mismo que ahora ve recortados sus derechos y la calidad de los servicios públicos debido a una mala gestión de recursos. En definitiva, es el ciudadano el verdadero pagano. Dos veces.

Insoportables mentiras

Parece que en los países anglosajones tiene mucho peso el baldón de la mentira; quiero decir que en ellos la opinión ciudadana soporta mal que una  figura pública mienta y que la única redención posible consiste en que ésta confiese -para empezar- sus errores. A esa conclusión ha debido llegar Lance Armstrong, además de informarnos de que -en su opinión- ganar siete Tours sin doparse es imposible. Ni uno, creo yo, si hacemos caso al resto de información que nos proporciona y que demostraría lo extendido del dopaje en el ciclismo de competición.
Aquí, por el contrario, llevamos, desde antes de que Armstrong hubiera comenzado a ganar Tours, sospechando de los turbios manejos financieros de las cúpulas de los partidos políticos y de su conexión con intereses privados, económicos y fácticos pero sin atrevernos a mirar debajo de la manta: supongo que admitíamos las múltiples imperfecciones de ésta democracia y dábamos por supuestas las trampas que tolerábamos sin mayores inconvenientes.
Pero ahora, cuando se recortan servicios públicos esenciales aduciendo falta de recursos, cuando muchos conciudadanos carecen de lo básico y constatamos mientras uno tras otro casos de corrupción política, esta tolerancia con la mentira descarada y la trampa en la vida pública debería resultar insoportable e inadmisible. ¿Cuando despertaremos?

viernes, 18 de enero de 2013

Te tienes que reír

Oigo brevemente a Rafael Hernando, actual portavoz adjunto del PP en el Congreso, decir en relación con las últimas noticias relativas al ex-tesorero del PP, el señor Barcenas, que la ciudadanía no debe preocuparse, que los corruptos serán perseguidos inexorablemente por la justicia, sean quienes sean.
Y digo brevemente porque de inmediato me acomete una risa floja que me impide seguir escuchando. No sé si habrá sido porque alguien que ha tildado a algún juez de "pijo ácrata" -notable simbiosis- espere tanto de la justicia o porque el propio señor Hernando fué uno de los introductores de Francisco Correa y su empresa Special Events en la cúpula del PP. Aunque seguramente haya sido una risa nerviosa, producto de la impotente indignación al ser tomado -una vez más- por idiota.

  

http://elpais.com/elpais/2013/01/18/opinion/1358536689_878659.html

viernes, 11 de enero de 2013

Claro que no es igual para todos

1º) El acuerdo entre el fiscal y las partes en el caso de financiación ilegal de UDC, cuyos hechos se remontan a los años noventa del siglo pasado, supone que se acepta y reconoce  el hecho que el Departamento de Trabajo de la Generalidad Catalana, cuya responsabilidad era por entonces del mencionado partido político, concedió a Fidel Pallerols varios millones de euros en subvenciones a cambio del compromiso por parte de ese constructor de devolver una parte de ellas -es difícil precisar si esa parte era exactamente del 3%-  para la financiación de UDC.
El mencionado acuerdo supone la devolución de 388.483 euros -más los intereses devengados- cuyo fraudulento desvío está acreditado, aunque existen indicios que permiten suponer que la cantidad podría superar el doble de esa suma.
Ni el contructor ni los responsables políticos de UDC en esa época ingresarán en prisión porque las reducidas penas impuestas -fruto del acuerdo- así lo permiten.
2º) El extoxicómano vigués David Reboredo -plenamente rehabilitado él mismo y colaborador habitual del grupo de rehabilitación Imán- y que hasta ahora se hacía cargo del cuidado de su padre de avanzada edad e invidente, ingresó en prisión el pasado 5 de diciembre para cumplir dos penas de 3,5 años cada una por venta de heroína en 2007 y 2009, cuyo valor conjunto en el mercado no excedería de 50 euros. Hoy ha cumplido su 44 cumpleaños en prisión, esperando que se atienda su segunda petición de indulto.
3º) Más allá de la cuantía económica y otras consideraciones propias de cada caso, parece evidente que la justicia no es igual -ni parecida- para todos, como se empeñan en hacernos creer. La lista comparativa de multitud de casos es abundante y esclarecedora.

jueves, 3 de enero de 2013

Humillados y ofendidos

María Quintas apunta como remate a la denuncia del PSOE sobre la tama de corrupción organizada por el clan de los Baltar en Orense que "con el máximo respeto a los tiempo de la justicia, es escandaloso que no se haya actuado antes".
Demetrio Fernández, el obispo de Córdoba, opina que la "ideología de género destroza la familia" y que "Herodes sigue vivo" en esa ideología que intenta convencer a los jóvenes de "que hay otros tipos de familia"; "Dios quiere el bien del hombre, y por eso ha inventado la familia", añade. El señor obispo, en éste caso, ni siquiera pide respeto para sus opiniones, lo dá por supuesto; seguramente esté directamente  autorizado por Dios para propagarlas.
Nadie parece reclamar respeto para los perjudicados en ambos casos, que padecen situaciones impropias de un país avanzado y democrático. En el primero por soportar una situación conocida de siempre y más propia de organizaciones  mafiosas y en el otro por englobar a todos aquellos agnósticos, ateos, creyentes de otras religiones e incluso católicos que no opinan lo que el señor obispo respecto a la familia.
Consecuencia de esa evidente asimetría en el respeto debido, considero que yo no se lo debo a una justicia incapaz de conseguirla ni a una jerarquía religiosa con cuyos enunciados excluyentes no comulgo. Es decir, que a diferencia de los personajes de Dostoyevski, además de ofendido quisiera no resultar humillado y obligado a respetar a quien no me respeta.

Follow by Email