jueves, 27 de agosto de 2009

La politización de la gripe A


El secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad y Política Social, José Martínez Olmos, ha asegurado que el índice de mortalidad de la gripe A "no es superior al de la gripe estacional", añadiendo que hay que tener en cuenta que la gripe en general, y la gripe A en particular, tiene mayores consecuencias en personas con patologías previas. Y así, señaló que hay que situar a los 16 fallecidos en un denominador de incidencia.
Si lo he entendido bien, y resumiendo, la gripe A tiene menor incidencia en nuestro país que la gripe estacional. Bien, y si esto es así, y una vez tomadas las oportunas medidas de prevención definidas por la OMS y las autoridades sanitarias de la UE, ¿por qué sigue teniendo este tema tanta presencia -mayor, desde luego, que la gripe común- en los medios de comunicación? ¿Se han agotado las serpientes de verano? ¿Existe interés por parte de las multinacionales farmacéuticas en mantener el miedo latente en la población?.
Otra de las consecuencias positivas de dejar de dar una inapropiada relevancia a este tema sería la de evitar su politización, riesgo que ya ha señalado también el secretario general de Sanidad. 
Ya lo dijo Marx (Groucho): la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar los remedios equivocados. Y vivir de ello, podría añadirse. Mejor mantener alejados a los políticos y dejar que los especialistas sanitarios hagan su trabajo.

martes, 25 de agosto de 2009

El salario de los funcionarios


Ya me parecía que estaban tardando. El vicesecretario general del PSOE y Ministro de Fomento ha dicho que para el próximo año habría que establecer "niveles de contención" en los salarios de los 2,6 millones de funcionarios que hay en España, sin que por ello los afectados "pierdan poder adquisitivo". Al parecer tienen expertos en cuadrar círculos. Hace unos días y desde el Ministerio de Trabajo ya se comenzó el sondeo mencionando sólo a los funcionarios "ricos", es decir, los que percibieran un sueldo de más de 30.000 euros. Ahora parece que ya se habla de todos los funcionarios. Y es que el poder ejecutivo de esta país -y en esto parecen estar de acuerdo los dos partidos mayoritarios- tiene la arraigada idea de que los funcionarios, por encima de nuestros derechos como trabajadores, somos un recurso financiero más con el que ajustar las cuentas del Estado. Para ello no hay más que examinar y comparar la serie histórica de las subidas salariales e incrementos del IPC anuales, comprobando que, desde el año 1982, el desfase ha supuesto para los funcionarios una pérdida acumulada de poder adquisitivo del 42%. Además, a los funcionarios se nos ha congelado -quiero decir absolutamente- el sueldo en dos ocasiones, en el año 1994 y 1997. Ignoro si esos años fueron también de crisis o de vacas flacas, porque cuando llegan las vacas gordas tampoco nos enteramos.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Nada nuevo

No deja de resultar curioso cómo se parecen entre sí los regímenes totalitarios, sean del signo que sean, sobre todo en sus intentos de autojustificación. Intentos, las más de las veces, poco elaborados e incluso, francamente increíbles, pero que tienen detrás toda una maquinaria propagandística y ninguna alternativa en cuanto a la posibilidad de información plural y libre. 
Así, los recientes juicios masivos a manifestantes detenidos en Irán, parecen calcados de los juicios de la Gran Purga en la Rusia soviética en los años 1936-38, en los que Stalin acusó a todo aquél que resultara un estorbo para sus fines -tenía efectos similares ser acusado de derechista o de trotskista- de conspirar con las naciones occidentales para asesinarlo y reimplantar el capitalismo en Rusia. Era evidente -para el que quisiera verlo- que todas las confesiones obtenidas en juicios a los que se dio publicidad masiva con los medios de la época eran, además de "poco espontáneas" -se utilizó habitualmente la tortura y todo tipo de chantajes- en muchas ocasiones, reconocimiento de hechos prácticamente imposibles. Estos modos y maneras parecen el precedente inspirador de los actuales juicios a manifestantes detenidos en Irán, en los cuales, ataviados con un peripatético pijama, los acusados confiesan todo tipo de maldades inducidas por las potencias extranjeras, siendo retransmitido todo ello puntualmente por la cadena de televisión oficial de Iran. Eso sí, en estos juicios no se permite la presencia de medios de comunicacion independientes ni extranjeros, ni tampoco de los abogados de los acusados, como ya ha denunciado Amnistía Internacional. Lo dicho, nada nuevo bajo el sol.


viernes, 14 de agosto de 2009

El mundo al revés


A veces es la viñeta en conjunto, a veces solo el texto de ellas sirve por sí mismo de resumen. Forges, Romeu, Peridis, El Roto, cada día sintetizan en una sonrisa -a veces amarga- el editorial de El País. Ayer, a la vista de las declaraciones del señor Montoro respecto a las acusaciones de espionaje institucional al PP, no demostradas ni denunciadas, Peridis pone en boca de un indignado Montoro flotando en la balsa Gürtel al lado de su jefe Rajoy el siguiente texto dirigido a los bañistas Zapatero y De la Vega : "...y si no saben aguantar calumnias no se metan en política", al estilo del humor negro de Gila, cuando la madre de un mozo que ha destrozado al boticario con un cartucho de dinamita, le dice a la mujer del boticario: "...y si no saben aguantar una broma, que se vayan del pueblo".

martes, 11 de agosto de 2009

La ley del mínimo esfuerzo


Si nos fijamos un poco, la ley del mínimo esfuerzo es de aplicación universal, y no sólo en el mundo físico donde los procesos naturales se llevan a cabo con el mínimo gasto de energía posible, si no también en la conducta del ser humano. Un caso paradigmático y digno de estudio es el comportamiento actual de los dirigentes del PP al afrontar -o así- los recientes casos de corrupción que afectan a otros dirigentes o personas en puestos de responsabilidad de su partido. ¿Cual parecería ser el procedimiento adecuado para poder seguir basando su discurso en la ética y en principios morales reconocidos por todos? Supongo que una depuración preventiva y radical de todos los cargos con presunta implicación en redes de corrupción. ¿Porqué no es esa la política seguida por el PP? Parece claro, por la aplicación de la ley del mínimo esfuerzo. Ya lo han explicado desde el PP reiteradamente y, en esencia, el agumento es el siguiente: si nos siguen votando, todo es justificable, y además, aquí no ha pasado nada nuevo. Con un puñado de cuadros de medio pelo (alcaldes, etc.) como cabezas de turco, arreglado. Pero ¿que hacer con los molt honorables y asimilados?. Nada, eso es una conjura socialista-mediático-gubernativa, al estilo de las juedeo-masónico-comunistas de épocas pretéritas. Los votantes del PP tienen la palabra. Digo, el voto.

Templar gaitas


Nos está pillando amodorrados en los calores veraniegos, supongo, pero el nivel de confrontación entre los dos principales partidos políticos de este país, tras un periodo en que pareció atemperarse, está alcanzando de nuevo niveles preocupantes. La gravísima acusación de la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, respecto a escuchas telefónicas ilegales a miembros de su partido por parte de -supuestamente- el gobierno del Estado, ha sido respaldada por Javier Arenas como vicesecretario del PP, quien ha dicho que "todo el partido piensa" -lo que les faltaba, en el PP, que el partido pensara y tuviera vida propia- que "se están utilizado todos los medios del Estado contra ellos, como no se había hecho en treinta años de democracia". Esperemos que el señor Rajoy -en contra de su natural tendencia a la inacción- se muestre y, en función de su galleguidad, temple gaitas, porque estamos corriendo riesgos añadidos a los derivados de una crisis de la que nadie asegura su fin, y no parece que dispongamos de una clase política tan sobrada como para afrontar problemas de dos en dos. Hay procesos de los que se sabe como y cuando comienzan, pero no como y cuando terminan.

martes, 4 de agosto de 2009

Democracia directa


Siendo reconocido por la mayoría que la democracia es el menos imperfecto de los sistemas políticos para el gobierno de los asuntos públicos de países y Estados -al menos en aquellos que disponen de lo mínimo para tener un sistema- no es menos cierto que sus imperfecciones pueden llegar a convertir en ilusoria la propia idea de democracia, esto es, el poder de decisión atribuido a la voluntad colectiva. En nuestro país, no es una imperfección menor el acusado bipartidismo en que se ha convertido la vida política, que trae como consecuencia una escasísima participación ciudadana real en las decisiones de gobierno. Y así como son las ideas sencillas las que cambian el mundo, son las preguntas ingenuas las que remueven conciencias. Ayer, en esta misma sección de Cartas al Director, Lluis Mª Payá, que padece diabetes hace 54 años, se hacía una pregunta: "¿no podríamos poner una casilla en la declaración de la Renta para dedicar algo a investigación?". Ahora mismo existen dos casillas en la declaración de la Renta para que cada ciudadano decida que un porcentaje de sus impuestos se destine a la Iglesia Católica y/o a otros fines sociales. Del mismo modo, sería perfectamente posible adjuntar a dicha declaración toda una serie de casillas con una relación de objetivos sociales concretos. Y ya que toda política real es una asignación de prioridades presupuestarias, sería una forma poco costosa de llevar a cabo una democracia más real y participativa, semejante a la idea de la acción política directa que proponen los partidos radicales actuales. Aunque sospecho que ninguno de los dos partidos mayoritarios en este país estaría por la labor.

Sobreseimiento de la causa a Camps


"Hoy ha ganado la Justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque algunos están de los nervios". Y es que el señor Mariano Rajoy tiene un gracejo natural que le rebosa. Ya me extraña que haya relegado al segundo puesto al sentido común -ese valor para él esencial- y, francamente, la tila no sé a quien se la ha adjudicado. Porque ganar por dos (de la Rúa y Ceres) a uno (Montero), siendo uno de los dos primeros amigo íntimo reconocido de Francisco Camps y atribuyéndose a los tres un perfil políticamente conservador tampoco parece que sea para tirar cohetes, aunque el Molt Honorable lo sea de la Comunidad Valenciana. "De cara al futuro algo tendremos que hacer y algo vamos a plantear, porque han sido seis meses de juicios paralelos". Desmemoriado, además.
En Venecia hay en varios sitios marcas recordando inundaciones históricas: hasta aquí llegó el agua en 1966, hasta aquí en 1979... Igualmente en el las sedes del PP podrían poner una efigie de Francisco Camps con una marca roja en su cuello y un texto que dijera -más o menos- "Hasta aquí llegó la inundación Correa, en 2009". Y eso que los jueces han achicado agua con independencia de otras posibles valoraciones de tipo ético, en sus palabras.

lunes, 3 de agosto de 2009

Presuntamente


Sigo sin entender la figura de imputado provisional. Supongo que lo mismo le debe ocurrir al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas que, en su comunicado explicando su pase al estado de "excedencia transitoria", dice que una vez aportadas las pruebas "...que a mi juicio demuestran suficientemente mi inocencia en los hechos que, presuntamente, se me imputan...". La imputación no es presunta, ni siquiera provisional. Presuntos son tanto la veracidad de los hechos imputados, como el propio imputado -presunto, en Derecho, se dice de aquel a quien se considera posible autor de un delito antes de ser juzgado- lo cual ha de decidirse en el subsiguiente procedimiento. Porque, a lo que se ve, el juicio del Tribunal Supremo no coincide con el del señor Bárcenas, y, en consecuencia, ha dirigido el correspondiente suplicatorio al Senado para proceder a su imputación, esta vez sin adjetivos.

Follow by Email