domingo, 29 de septiembre de 2013

A lo grande

Las reformas del Código Penal que parece que pretende aprobar el gobierno del PP incluyen el establecimiento de penas de prisión de tres meses a un año por la distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos relativos a la alteración del orden público. También se prevén penas igualmente graves, para ese tipo de delitos cuando se lleven a cabo en una manifestación o reunión numerosa. Igualmente se prevén penas de entre 6 y 18 meses de cárcel para delitos de hurto, aunque lo sustraído tenga una cuantía inferior a 400 euros, el límite establecido actualmente para ese tipo de delitos.
Teniendo en cuenta la cantidad de responsables de entidades financieras a las que han hundido con su mala gestión, siendo castigados por ello con retiros millonarios o nuevos y suculentos cargos en otras, de ladrones de guante blanco que en éste país continúan disfrutando impunemente de lo robado y también que este gobierno ha evitado por todos los medios posibles, investigar delitos no prescritos -por ser de lesa humanidad y continuados, como ha tenido que recordar la ONU- consistentes en el secuestro y asesinato de miles de españoles que, a día de hoy, permanecen enterrados en cunetas y fosas comunes, debemos concluir que para salir indemnes actualmente de cualquier delito hay que delinquir -robar o matar- a lo grande, nada de miserias. Vamos, como ha sido siempre -éste gobierno más que conservador o tradicional es tradicionalista-  y, en definitiva, como dios manda, salvo que el papa actual nos informe de lo contrario.

lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Militarizados o civilizados?

En esta marcha atrás histórica y social sin freno que so capa de crisis económica ha emprendido el actual gobierno del PP, ya estamos llegando a los años cuarenta del siglo pasado: se propone  (Ministerio de Defensa - Memoria del Análisis de impacto normativo - Modificación de la Ley 39/2007, de 19 de Noviembre, de la carrera militar) nada menos que militarizar la Administración -de acuerdo al dicho que asegura que es más fácil militarizar a un civil que civilizar a un militar- pero al revés, es decir, convertir a los militares en funcionarios, con el objetivo declarado de "beneficiar al resto de las Administraciones públicas del potencial y la experiencia de este personal a través de los valores aprehendidos dentro de la institución militar, generando al mismo tiempo una cultura de defensa y cercanía entre el mundo civil y militar". ¡Que bonito, toda España un cuartel, al más puro estilo franquista!.
Para quien lo ignore, las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas promulgadas por Carlos III en 1.768, que estuvieron formalmente en vigor en este país hasta 1978 y de las cuales perviven varios artículos en la vigente normativa aplicable al militar español, pasan por ser unas de las más duras y estrictas a nivel mundial, incluídas las prusianas. Para que vayamos aprehendiendo y culturizándonos defensivamente.

martes, 10 de septiembre de 2013

Una conspiración

Según los políticos y responsables de la candidatura olímpica de Madrid 2020, su fracaso no ha sido debido a la laxitud y tolerancia con el dopaje en este país -que el COI ya había denunciado en varias ocasiones- ni  la mala imagen como país -la mal llamada marca España- debido a los numerosos casos de corrupción institucionalizada, ni la sensación de poca energía económica -y los juegos olímpicos tienen mucho de negocio- debido a la recesión y a los recortes de los servicios públicos ni, en fin, a la pobre  imagen de una alcaldesa de inglés macarrónico -a relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor, with the madrileños - o de todo un presidente de gobierno que no se expresa en inglés y al que le resulta incómodo incluso leer de dispositivos electrónicos y prefiere un papel, con el riesgo de leerlo mal, ya que si son manuscritos, no entienda su propia letra.
Así pues, el fracaso de la candidatura sólo puede haberse debido a la envidia internacional que nos tienen como país,  y que se ha servido -una vez más- de la conspiración judeo-masónica-comunista internacional siempre dispuesta en contra nuestra.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Estadísticas

Ya dijo Winston Churchill que hay verdades, mentiras y estadísticas. Pero puestos a manipular la realidad utilizando estas últimas, bien podría este gobierno haber escogido alguna otra que le permitiera sacar la cabeza del pozo de la inanidad en que se esconde que no fuera la bajada del paro en...¡31 personas!: 31 afortunados que en lugar del gordo de la lotería, han sido agraciados con un trabajo (de los cuales no conocemos los detalles, pero que en las actuales condiciones es fácil suponer que muchos sean precarios). 
Y es que también es cierto -utilizando las estadísticas- que el mismo mes de Agosto en que los desempleados se han reducido en 31 (de 4.698.814 a 4.698.783), las afiliaciones a la Seguridad Social también lo han hecho en 99.069 (de 16.426.756 a 16.327.687). Y no sé si sería conveniente explicar estas últimas cifras de manera que el señor presidente del gobierno no tuviera que suspirar al decir it's very difficult todo esto, y tampoco tuviera que recurrir a informarnos de que hasta Obama le ha felicitado por lo bien que vá la economía española (previo acuerdo de vergonzante seguidismo a EE.UU. en la cuestión siria).

Follow by Email