viernes, 31 de marzo de 2017

Huevos polivalentes

De nuevo comprobamos que las gónadas masculinas frecuentemente sirven en éste país, además de para producir espermatozoides (dicen que cada vez menos), como insospechada fuente de actos de voluntad arbitraria: un asesor del gobierno de Murcia (PP), José Antonio Martínez-Abarca, no sólo ha defendido en la televisión autonómica murciana que el juez que lleva el caso Auditorio -en el que se encuentra encausado Pedro Antonio Sánchez, presidente del gobierno de Murcia- tome las cañas que quiera -y donde quiera- con miembros del PP, si le salía de los huevos, sino que, en una emanación personal de idéntica procedencia, le dijo a un conterturlio que le prohibía hablar de él o de su ética y en un subidón hormonal final, con origen también muy probablemente en la misma  zona testicular, amenazó con levantarse y estampar su taza en la cabeza del mismo contertulio que decía cosas que, al parecer, le incomodaban bastante.
En el blog que el señor Martínez-Abarca publica en La Verdad de Murcia y en el que se define en su perfil como lo que antiguamente solía llamarse un "columnista de prensa" asegura que sólo ocultará algunos nombres por una doble cortesía: hacia el pudor de las señoritas y hacia el vigente Código Penal, para finalizar su presentación diciendo: pretendo sólo salvar lo que de valioso hay en cualquier pequeño infierno cotidiano, para hacerlo llevadero y a veces sublime. En fin,  como también indica en su perfil  que  ha publicado demasiado sobre demasiados asuntos en diversos periódicos pero guarda pocos recuerdos de ello (yo le recuerdo, al menos, en cuales: ABC, La Razón, Libertad Digital, La Opinión de Murcia y La Verdad de Murcia), como si le hubiese sucedido a otro, puede que, en efecto, fuera otro. Yo creo que podemos corroborarlo: efectivamente, ha debido ser otro, sobre todo en lo referente a lo sublime. Y si nos ponemos estrictos, hasta en lo de llevadero. Cierto es que se le vé solvente como creador de pequeños -o medianos- infiernos cotidianos, pero lo más meritorio es que él mismo logre encontrar algo valioso en ellos. Y, desde luego, no debe conocer señoritas muy pudorosas.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Estadismos

El presidente González continúa aburriéndose y parece que como forma de evitarlo -además de asistir a los actos propagandísticos de Susana Díaz- ha creado una fundación que recientemente ha publicado su libro ¿Quién manda ahí?, un conjunto de estadismos que pretenden fundamentar su propuesta de reseteo de la socialdemocracia. Publicar libros -o mejor, que una fundación te los publique- no es mejor ni peor que otras ocupaciones propias de jubilado, tal como pueda ser contemplar el desarrollo de una obra -sobre todo ahora, que suelen ir más lentas- pero tiene la ventaja de ser un entretenimiento más propio de jarrón chino, sobre todo si se tiene el convencimiento de que las propias reflexiones le son imprescindibles al resto la Humanidad: ¿qué mejor escaparate para seguir ejerciendo de estadista fundamental de la izquierda que un conjunto de obviedades buenistas reunidas en un libro para distraer al personal, mientras el resto de tiempo se atiende -o se atiende a quienes los atienden- a los negocios privados basados en manejar los cubiletes del trile ante los previamente distraídos?
Así, el señor González nos informa en El País -¡oh, sorpresa!- de que se nos escapan (a los socialistas, supongo) segmentos de nuestra sociedad que sufren la desigualdad y la marginación, pese a lo cual no aprueba  la aparición de respuestas reaccionarias que reactivan el rencor como motor de las emociones para la lucha política poniendo en peligro el proyecto de la UE. Supongo que quiere decir, si no lo he entendido mal,  que los afectados por la última ola del capitalismo salvaje y víctimas de la desigualdad y la marginación deben tener prioritariamente su vista puesta en el proyecto de la UE antes que en la propia supervivencia, y no ser rencorosos apoyando respuestas reaccionarias. Le faltó ésta vez mencionar a los PP (peligrosos populismos), denominación que tiene la ventaja de poder utilizarse tanto para describir a la ultraderecha como a todo aquello que esté a la izquierda de la teórica socialdemocracia. Y ahí llega su magnífica aportación para revitalizar a la agonizante socialdemocracia: ¿Por qué no reseteamos esta máquina?  ¿Por qué no volvemos a poner en valor lo que representamos, qué objetivos tenemos, y cómo adaptamos ese impulso a las circunstancias que nos ha tocado vivir?, se ha preguntado retóricamente; ¿quizá porque es posible que la socialdemocracia no sobreviviera a un reset que necesitaría, para ser eficaz, tratarse de un auténtico electroshock?, me pregunto yo.
También le parecen mal al señor González los referéndums como forma de volver a atraer a los ciudadanos hacia la política o favorecer su movilización y participación en el sistema: los referéndums son solo eficaces cuando lo que preguntas es sencillo de expresar y decisivo para el futuro del país; con preguntas complejas no son confiables porque la gente no responde a lo que le preguntan sino a lo bien o mal que le cae el que pregunta (!!). Pero sobre todo, se deduce, debido a la complejidad de cuestiones que sólo pueden manejar los estadistas como él (al estilo Bierce), simplificándolas y manejándolas convenientemente, como hizo en su histórica convocatoria del referendum sobre el ingreso de España en la OTAN. 
Concluye su entrevista el señor González señalando: las respuestas demagógicas me inquietan. Y a mí; aunque en su caso, ha optado por sacudirse la inquietud asistiendo a los actos susanistas para el reseteo socialdemócrata. O para lo que sea que se escenifique en dichos actos; con el barullo la demagogia ni se nota.

martes, 28 de marzo de 2017

La gran familia

Según Susana Díaz, candidata -por fin- a liderar el PSOE, en su partido no hay buenos y malos, todos somos una gran familia. Es comprensible  ésta apelación a la familia -por cierto, hace poco se oía la misma referencia a una gran familia en el congreso del PP; puede que se trate de la misma familia y que no se conozcan entre ellos, al ser tan grande-  en alguien que ingresó en el PSOE con 17 años y continúa en él 25 años después: hay familias que duran menos. Aún así, procuremos obviar las reminiscencias mafiosas de la palabra familia aplicada a los partidos políticos y quedémonos con la definición de familia como grupo de personas emparentadas entre sí, convengamos también -aún sin ser maniqueos- que en toda familia, sobre todo si es grande, hay buenos y malos, o si lo preferimos hermanos y cuñados, padres y tíos; por ejemplo, ¿sabría alguien decir, en esa gran familia que es el PSOE, qué es Pedro Sánchez de Susana Díaz: hermano, primo segundo, cuñado...o ex de algún tipo, casi, casi, en las tinieblas exteriores extrafamiliares?, ¿quizá es Chencho, el menor de los hermanos, el mismo que se le perdía al abuelo (José Isbert) en las casetas de la Plaza Mayor en La gran familia? Esto último no lo creo, a los abuelos se los ha apropiado todos Susana, para hacerse la foto. ¡Que le den a Chencho! parece celebrar Susana, entusiasmada consigo misma.

lunes, 27 de marzo de 2017

Adelanto atrasado

Será porque es una de las pocas cosas en la que permanecemos adelantados, el horario, de nuevo hemos dejado a nuestro horario solar -el natural- dos horas atrás (más o menos, según se resida entre Cataluña y Galicia): al parecer nadie se cuestiona la supuesta eficiencia de una medida que, como debería ser más conocido, no tiene una base racional o científica sino puramente oportunista y política: al parecer Franco deseaba que España -corría el año 1940- estuviera totalmente sincronizada con el horario que regía en Alemania e Italia, aunque el Sol continuara llegando a España como siempre, o sea, al mismo tiempo que en la pérfida Albión. A pesar de que en la misma Orden del BOE en que se establece el nuevo horario se menciona (artículo 5º) que  oportunamente se señalará la fecha en que haya de restablecerse la hora normal  (reconociendo explícitamente la anormalidad de la hora impuesta) desde entonces nunca hemos vuelto a la normalidad horaria (una de las dos horas que ahora llevamos de adelanto sobre el horario solar) que impone nuestra situación geográfica.
Los numerosos estudios e informes realizados para justificar el otro adelanto horario (la segunda hora) en base al ahorro energético que supone han llegado a la conclusión de que cada familia podría ahorrar unos 6 euros al año, cifra que, por irrelevante, es fácil que se encuentre en el margen de error de las estimaciones y cálculos empleados: con parecida seguridad podríamos defender que supone un gasto añadido de 6 euros anuales.

domingo, 26 de marzo de 2017

Livinio IV

Que no, que dice Livinio IV que no abandona su palacio, ese dúplex de casi 700 metros cuadrados en el que reside tan gustoso y del que no paga ni el alquiler, ni el agua, ni la luz -que ya ésto último por sí solo resulta un auténtico momio- ni tampoco el servicio de seguridad que comparte con los tapices de Goya. Porque Livinio Stuyck, aunque fué destituído -destronado- en 2002 como director regente de la Real Fábrica de Tapices que quebró bajo su dirección -mientras él se dedicaba a actividades reales tales como jugar al tenis, los empleados de la Fábrica estuvieron varios meses sin cobrar su nómina- y que tuvo que ser rescatada con dinero público en 1996, ha continuado viviendo en palacio, en su casa de toda la vida (en ella reside desde los años 40, con anterioridad,  la Real Fábrica que era propiedad real desde 1889, fué incautada durante  un breve período de tiempo por el gobierno de la República). Pensará que si la iglesia católica, por ejemplo, tiene derecho a exenciones -y que el resto de ciudadanos contribuyamos con nuestros impuestos a su sostenimiento- él, como descendiente de una dinastía que lleva en éste país casi tanto como los Borbones no tiene menos derechos que ellos, al menos a residencia gratuíta (quizá estime que se lo deben), y así a declarado su intención de resisitir numantinamente: que vengan, no les voy a entregar las llaves. Seguramente sabe que legalmente no tiene ninguna opción, pero tal como está la justicia en éste país, es muy probable que con su resistencia se garantice otros veinte años de okupa; pensará también que si ha vivido así durante 71 años, seguro que lo puede estirar un poco más, es decir, toda su vida. Y los descendientes que se busquen los garbanzos.
Decididamente, y aunque ya no se venda mucho el eslógan, España es diferente, es cierto: lo que aquí ocurre no es probable que ocurra en ninguno de los países occidentales y avanzados a cuyo grupo creemos pertenecer,  por mucho que nos lo repitamos -o nos lo repitan- como un mantra; seguimos arrastrando rémoras prerevolucionarias (me refiero a la Revolución Francesa). A tres cuartos de siglo de la muerte de Manuel Azaña, su idea de un Estado Español republicano, laicomoderno sigue siendo no ya moderna, sino casi utópica.

viernes, 24 de marzo de 2017

Muros y puertas

Al parecer, uno de los argumentos de los partidarios de la salida del Reino Unido de Europa ha sido el evitar la inmigración descontrolada, la preservación de la esencia británica. No sólo es que parece que sus deseos llegan algo tarde -cuando visité por primera vez las islas británicas, hace unos cuarenta años, ya me sorprendió la cantidad de indostanís, negros y asiáticos que allí residían- sino que, como ocurre en general en todo el mundo, parece tratarse de la misma torpe estrategia que pretende evitar las migraciones de población que han venido ocurriendo históricamente desde el principio de los tiempos; vallas, muros y puertas no podrán evitar, finalmente, la huída de seres humanos de aquellos lugares donde existe la miseria, el hambre y la guerra a aquellos donde, aunque existan otros males, éstos maten de forma menos inmediata; hace tiempo que la sabiduría popular está segura de que no se puede poner puertas al campo; vamos, que poder se puede, pero que resulta inútil.
Aún así, ¿que puede ser lo próximo que los aislacionistas británicos propongan?, ¿clausurar el tunel que une a las Islas Británicas con el resto de Europa bajo el Canal de la Mancha e inundarlo para volver a su tradicional muro acuático?, según información contenida en el informe de las Naciones Unidas World Population Policies de 2015, el porcentaje de inmigrantes respecto a la población total en el Reino Unido es del 12,4% (7.804.131 personas) y los británicos de raza blanca hace ya tiempo que son minoría en Londres ¿se proponen expulsarlos a todos?; ¿quizá pretenden establecer la prohibición de conducir cualquier tipo de vehículo a todos las personas con un tono de piel distinto al auténtico y sonrosado british No sé si los partidarios del Brexit se habrán detenido a reflexionar sobre la circunstancia de que el señalado como autor del último atentado en Londres es Adrian Rusell Elms, un ciudadano británico nacido en el condado de Kent que, posteriormente, se convirtió en Khalid Masood, un islamista radical, o sobre el hecho de que la primera ministra británica, Theresa May, además de lo anterior haya confirmado que Adrian/Khalid fué investigado hace tiempo por el servicio secreto británico (MI5) por su relación con el extremismo violento. 
Sí, las puertas se pueden poner, pero otra cosa es que realmente impidan entrar y salir al cerrarlas, habiendo tanto campo alrededor. Que no sé porqué, ello  me ha llevado a recordar algunas de las medidas profilácticas tomadas por nuestra seguridad, tal como la prohibición de transportar líquidos -más de 100 ml.- en vuelos y aeropuertos siendo así que nuestro cuerpo es agua en más de un 60%, es decir,  que todos transportamos unos 30 kg. de agua permanentemente: para volar realmente seguros todos deberíamos ser previamente liofilizados. Mejor callarme y no dar ideas...

domingo, 19 de marzo de 2017

Populismos

El primer ministro holandés, tras su victoria en las recientes elecciones en Holanda  ha declarado: hemos derrotado al populismo equivocado; que no sé si será un error de los traductores de los medios -del holandés al español- o bien Mark Rutte quería decir eso exactamente: que hay populismos equivocados y populismos correctos y que el del ultraderechista Geert Wilders es de los equivocados. También pudiera ser que los medios de la prensa oficial en España que utilizan el término populismo para aplicárselo habitualmente a Podemos -siendo así que un prototipo de populista de manual, y no sólo debido a su propia denominación, es de continuo el PP con su utilización permanente y simultánea de los once principios de la propaganda atribuídos a Goebbels- y los directores de esos medios han debido pensar que asimilar de forma subliminal al partido antieuropeísta de Geert Wilders (PVV) con Podemos es una inteligente táctica de desgaste de éste último; tampoco sería la primera vez que se equipara a Podemos con partidos practicantes de populismo ultraderechista.
Para comenzar, podríamos debatir sobre el significado dado -hasta ahora- a la palabra populismo consultando el diccionario: tendencia política que pretende atraerse a las clases populares (usado en sentido despectivo); si admitimos ésto veremos que el populismo ha sido tendencia prácticamente desde el nacimiento de la democracia y consustancial a ella ya que las clases populares siempre han sido más abundantes que el resto de las clases, aunque está claro que con populismo nos queremos referir realmente a promesas sistemáticamente incumplidas, engaños y subterfugios que suelen utilizar los dirigentes políticos -populares o no- para lograr hacer realidad ese aforismo sobre la política: el arte de obtener el voto de los pobres y el dinero de los ricos con el pretexto de defender a los unos de los otros. Y tampoco es novedad que en vez de ricos y pobres se trate de otros grupos sociales contrapuestos (o a los que se procura previamente contraponer)(*). Así pues, creo que el populismo ha existido siempre y siempre ha sido extensamente utilizado; también de siempre ha habido una regla de oro para saber quien lo es con mayor intensidad y dedicación: todos aquellos que llaman populistas a otros.
___________________________________________
(*) Interesante la consulta del Diccionario del diablo de Ambrose Bierce y sus definiciones de política, político y populista, muy cercanas unas de otras.

viernes, 17 de marzo de 2017

La vida

Con el agua a la cintura -a veces más, hundiéndome en el fango- voy arrastrando con una maroma una pesada barca repleta de recuerdos, sueños, fracasos...¿no sería mejor arrojar toda esa carga por la borda, subirme a la barca, y de pié dentro de ella intentar vislumbrar el final de éste pantano, buscar su salida?...

domingo, 12 de marzo de 2017

Portugal

Que vivimos de espaldas al país hermano es algo fácilmente constatable: reto a quien quiera a que me cite una noticia de cualquier tipo ocurrida en Portugal y mencionada en cualquiera de los telediarios de ámbito nacional durante la pasada semana. Si ésta ignorancia general no es nueva, sí lo es el que yo creo interesado silencio de los medios -salvo contadas excepciones- sobre la situación política reciente en el país vecino; pasaron los tiempos en que día sí, día también, tanto Grecia como Portugal como los parientes más pobres de la pobre familia de países europeos del sur (PIGS) recibían la visita de los hombres de negro de la troika para imponer nuevos recortes o nos informaban de un nuevo máximo en su prima de riesgo. Ahora, un gobierno portugués  liderado por el partido socialista pero, sobre todo, en el que participan el Partido Comunista de Portugal y el Bloco de Esquerda ha conseguido comenzar a revertir las nefastas políticas de recortes impuestas desde los centros de poder europeos y a recobrar paulatinamente derechos sociales perdidos.
Sí, parece que otras políticas -y no sólo el mantenimiento con sordina de los recortes salvajes- son posibles y que ello es compatible con la reversión de la crisis, que en buena parte ha sido un artificio inventado con el único propósito de dar tremendos tajos al Estado del bienestar en manifiesto y exclusivo beneficio de minoritarios intereses privados.

jueves, 9 de marzo de 2017

Vigilantes aliis

Esperanza Aguirre nos informa: no vigilé la financiación porque estaba ocupada con los hospitales; un sinvivir lo de vigilar la construcción de 12 hospitales nada menos; lo que supuso que la señora Aguirre no tuviera tiempo de constatar la existencia del mar de corrupción que se extendía bajo sus pies en toda la extensión del PP de Madrid. La expresidenta ha señalado que decidió dimitir por la culpa 'in vigilando'. E insiste: es verdad que he sido presidenta y podía haberme ocupado de la financiación, no lo hice porque había cuatro personas que se ocupaban de ello. Ya; aunque cabe la posibilidad no remota que esas cuatro personas tuvieran poco interés en ocuparse del tema, o bien todo lo contrario, que se ocuparan intensamente, pero de forma inadecuada e  imprevista; por ejemplo, de una de éstas personas -Francisco Granados, que fué en aquél tiempo secretario general del PP madrileño- el juez que instruye el caso expresa textualmente en el correspondiente auto que existen potentes indicios y datos objetivos de que recibiera dinero para la posible financiación del PP, por lo que ya se han iniciado nuevos registros y requerimientos de información en distintas empresas, domicilios y sedes oficiales, entre ellas la  Consejería de Sanidad, la encargada de gestionar, precisamente, la construcción de los hospitales -los más humanos, recalca la señora Aguirre- que tan desvelada tenía a la presidenta del PP de la Comunidad de Madrid. Demasiado humanos, quizá.  
Pero la señora Aguirre aún no ha aducido la auténtica causa exculpatoria de sus responsabilidades 'in vigilando': que ella no podía estar vigilando la financiacion de su partido porque tenía que estar vigilando la de otros ('vigilantes aliis') partidos; en concreto la financiación de origen bolivariano en Podemos.  Que la justicia archivara finalmente la denuncia basada en un informe policial que no era tal -el informe PISA- no es responsabilidad de la señora Aguirre, siempre atenta a descubrir la paja en el ojo ajeno antes que la viga en en propio. Y así se lo agradecemos.

lunes, 6 de marzo de 2017

Absolutamente administrativa

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha negado que se le esté investigando por corrupción, asegurando que el caso Auditorio es una cuestión absolutamente administrativa;  como queriendo decir que a él que le registren, que eso son cosas de técnicos y/o de funcionarios.  Sí, a tal grado de confusión en los  principios y en el lenguaje hemos llegado.
La Administración pública es la organización que se encarga de la gestión del Estado y, en concreto, de administrar sus recursos, es decir, es un herramienta dependiente del poder ejecutivo con la que éste debe gestionar directa y lo más eficientemente posible los recursos destinados a financiar los servicios públicos; como tal herramienta no es ni buena ni mala, todo depende del uso que de ella haga el poder ejecutivo, o sea, que las cuestiones absolutamente administrativas también pueden resultar absolutamente corruptas, si la herramienta se maneja para beneficiar intereses privados en lugar de los públicos. Aunque, en previsión de que eso pueda ocurrir, la Administración pública cuenta con una serie de procedimientos de control que, en teoría, previenen de esa mala utilización: no hay más que recurrir a la documentación generada en cualquier proceso administrativo para que ello pudiera ser demostrado, de ser necesario.
El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, cree que puede, a la vista de ciertos indicios, demostrarlo, y como representante del poder judicial -independiente, también en teoría, del poder ejecutivo-  en éste caso ha reconocido ser competente para investigar al señor Sánchez por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad, ocurridos cuando el señor Sánchez ocupaba el cargo de alcalde de Puerto Lumbreras durante las obras del mencionado auditorio, estando la presunción de todos ellos basada, en gran parte, en pruebas documentales  administrativas que habrá que cotejar con otro tipo de evidencias para demostrar la existencia de los supuestos delitos. No se investiga, pues, si en el proceso administrativo hay algún error u anomalía, como pretende el presidente de Murcia, sino bastante más. Y como todo el mundo sabe -los medios nos lo repiten cada vez- la figura del actual investigado se corresponde con la anterior de imputado (alguien debió creer que con cambiar de adjetivo asunto arreglado, resultó que ahora usamos las dos, para no perdernos).
Algunos pasan por la vida para destruir, nosotros, al contrario, ha creído zanjar el asunto el constructor presidente  de Murcia: un tardío defensor de la burbuja inmobiliaria y de los porcentajes de beneficios -particulares y privados- en dinero negro que generaba.

Follow by Email