lunes, 3 de febrero de 2014

Retorno al pasado

Continúa el proceso de divorcio de la clase política y la realidad de éste país, proceso que afecta especialmente al PP. Y es tan grande ya la distancia, que más que pensar que son indispensables los partidos para garantizar la participación democrática, en el PP parecen creer que el único realmente indispensable es el suyo; su secretaria general lo ha sintentizado en la frase "es el PP o la nada": en la acelerada vuelta al pasado que se pretende imponer a éste país, ya han llegado a los tiempos del partido único, dentro de poco habrá que vitorear a Mariano Rajoy con un triple ¡Rajoy! como a Franco  o un  más propio ¡Jefe! como a Gil Robles en los tiempos de la CEDA. Y tendrán que quitar a las mujeres el derecho al voto, que se están poniendo muy impertinentes con lo del aborto.

Follow by Email