sábado, 31 de agosto de 2013

Esta democracia

El general Franco mandó ejecutar a partir de 1936  por procedimientos sumarísimos a miles de españoles por el delito de "auxilio a la rebelión", siendo él mismo el rebelde a la legítima autoridad de la República y los que ejecutaba, los leales a esa autoridad. Con la misma lógica, el actual portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha manifestado que fué  la República la responsable del millón de muertos habidos en la guerra civil, cuando, en realidad, la guerra civil fué producto de un chapucero golpe de estado por parte de unos generales rebeldes a la legalidad constituída. Con esa premisa es fácil que haya deducido que tan inconstitucional es la bandera de la República como la de la dictadura que se instauró tras ella. Y no sólo eso, si no que la responsabilidad de que existiera esa dictadura también es de la República; ya se sabe: toda la culpa la tiene el muerto. Desde luego, es inimaginable que alguien en Alemania -aunque no fuera miembro del partido gobernante- manifestara que el régimen nazi fué responsabilidad de la República de Weimar, en primer lugar porque seguramente constituiría un delito.
Pero lo peor de todo parece ser que tan indignantes declaraciones están intencionadamente programadas -y en el PP abundan los don Tancredo de la talla intelectual del señor Hernando- para distraer a la ciudadanía de las vergüenzas contables y financieras del PP. 
Esta es la calidad de nuestra democracia.

jueves, 29 de agosto de 2013

El fondo y la forma

El presidente de Francia, François Hollande, ha declarado que "Francia está dispuesta a castigar a quienes gasean inocentes". ¡Menuda es Francia!. Porque más allá de personalizar en un ente abstracto como pueda ser un Estado o una Nación los deseos de alguien más concreto como puedan ser los dirigentes políticos de ese Estado o Nación, persiste el hecho de la excusa con la que, al parecer, pretenden justificar las potencias occidentales -EE.UU., Reino Unido y Francia- la intervención militar en Siria: el uso de armas químicas. ¿Es que es menos "castigable" que se masacre a la población por medios convencionales?, ¿no han muerto ya muchos inocentes civiles sirios por balas, explosiones e incluso degollados?, ¿son más "humanos" -como la guillotina- estos últimos métodos de matar?.
Es cierto, como aduce Hollande, que las armas químicas están prohibidas por la comunidad internacional desde hace más de 90 años, pero ¿evitó eso que EE.UU. las utilizara masivamente en la guerra de Vietnam?. Y ya que vá de prohibiciones, ¿porqué no propone el señor Hollande que se logre un acuerdo internacional para prohibir  -y que se cumpla la prohibición- la posesión de armamento nuclear, siendo Francia un país que pertence al selecto y reducido grupo de países que disponen en su arsenal de ese terrorífco medio de destrución masiva?. Que ese sí que mata más. Y más deprisa, sin discriminar a los inocentes del resto.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Opinando desde la CEOE

El presidente de la CEOE, Juan Rosell Lastortras, vicepresidente que fué también de CEOE como segundo del inefable Díaz Ferrán -hoy retirado en una institución de reposo- y que ya en fecha tan antigua como 1979 publicó un libro titulado España, dirección equivocada -nos pronosticó el desastre con tiempo suficiente para enmendarnos-, seguido de otro en 1982 titulado Crear 80.000 empresarios -en la construcción, por ejemplo- para finalizar con un tercero, en el año 2000  titulado El reparto del trabajo: el mito y la razón, prosigue amenizándonos de cuando en cuando el café -si aún nos quedara para café-  con sus etéreos vaticinios y "ostentóreas" -que decía un prototípico empresario- opiniones. 
Ahora nos informa que "quitar a los contratos fijos esos privilegios, por llamarlos de alguna manera, daría lugar a un mercado laboral sin diferencias entre indefinidos y temporales, en contraste con el mercado de trabajo, absolutamente dualizado". O sea, que según él, este país necesita de la puesta en práctica de esa teoría tan cara a los empresarios desde el comienzo del capitalismo de igualar a todos los trabajadores, pero a la baja: "fexibilidad" total, trabajadores sin derechos que incomoden la libre expresión de un capitalismo absoluto y absolutista. Eso sí, a renglón seguido ha afirmado -se nota que estudió con los jesuitas- que "quienes se quedan en el desempleo deben recibir la ayuda mínima y necesaria para seguir sobreviviendo", aunque lo cierto es que no ha cuantificado cuanto es para él una ayuda mínima ni lo que él entiende por sobrevivir. Pero parece olvidar que la caridad no es necesaria cuando existe justicia social, y ésta sí que es necesaria, incluso desde el punto de vista económico. Todo un personaje -por llamarle, también, de alguna manera- el señor Rosell.

domingo, 18 de agosto de 2013

Contando películas

El ínclito señor Martínez-Pujalte, portavoz de Economía del PP en el Congreso, prosigue en su peculiar estilo arnichesco ilustrándonos con sus metáforas y ejemplos sobre la perversidad del señor Bárcenas, de la cual él, como todo el PP en general, ha permanecido ignorante durante más de veinte años; parece que tras tan largo tiempo la venda no es que se le haya caído, es que ha desaparecido por consunción material. Así, ahora nos explica que la actuación de Bárcenas en el PP  "es como si un señor contrata en su hotel a un empleado que aprovecha su puesto de trabajo para vender droga".
Entiendo que quiere hacernos creer que el cándido señor gerente de hotel es Rajoy, contratando a un desaprensivo narco que se ha aprovechado de su buena fe. Puestos a elaborar guiones algo más creíbles, más plausible me parecería que el gerente de ese hipotético hotel se lucrara del menudeo de su camello particular, sin necesidad de tener que mancharse él -el gerente- personalmente las manos. Lo otro es cierto que es más chusco y también que hace reír más, sí, pero por no llorar. El señor Martínez-Pujalte no se ganaba la vida como guionista ni en películas de serie B.

sábado, 17 de agosto de 2013

Milagros alemanes

Leo en El País un artículo de Guntram B. Wolff titulado La Eurozona necesita un milagro alemán. ¡Vaya con los alemanes, de milagro en milagro!, pensé al pronto. Sólo a efectos informativos y  para quien lo ignore, el señor Wolff es actualmente el director de Brueguel, un think tank (centro de reflexión independiente), que tiene como curioso fundamento de su independencia un método organizativo y de gobernanza mediante el cual se asocian Estados miembros de la Unión Europea -entre ellos España- con empresas multinacionales tales como Deutsche Bank, Goldman Sachs, Novartis, Pfizer, Ernst&Young y Microsoft. Actualmente está presidido por Jean-Claude Trichet y entre 2005 y 2008 lo presidió Mario Monti. Casualidades de la vida.
Volviendo a los milagros, si el último de los milagros alemanes se basó en el dinero del Plan Marshall y el trabajo de españoles y turcos, el señor  Wolff nos propone ahora -¡oh, sorpresa!- que puesto que el mercado de trabajo en Alemania vuelve a florecer y cada vez son más las empresas que tienen que buscar trabajadores especializados extranjeros para contribuir a la producción, pero los inmigrantes no necesariamente tienen el nivel suficiente de habilidades requeridas, una formación más especializada, la enseñanza del idioma e iniciativas por el estilo serían una provechosa inversión para Alemania y también facilitarían la migración de mano de obra desde países con alto índice de desempleo. En otras palabras, una reedición del ¡Vente a Alemania, Pepe! pero eso sí, sabiendo alemán y con las habilidades requeridas: universitarios en paro tenemos de sobra, a los alemanes sólo habría que encomendarles la enseñanza del alemán, que lo demás les saldría de balde.
Para el que no supiera cual es la utilidad práctica de un think tank, y lo que de ellos cabe esperar.

domingo, 11 de agosto de 2013

Por encima y por debajo de nuestras posibilidades

Para aumentar la seguridad ferroviaria y evitar posibles accidentes como el de Santiago en el futuro, a los responsables políticos solo se les ha ocurrido rabajar el límite de velocidad en ese punto de 80 km/h a 30 km/h, más de un 250% de reducción; ni alta velocidad, ni velocidad alta: velocidad recortada.
Para solventar la crisis económica en éste país, en el FMI se les ha ocurrido como solución -y a algunos dirigentes de la CE les ha parecido estupendo- que a los españoles se les rebaje el sueldo un 10%, aunque los que recomiendan ésto jamás se apliquen la receta a sí mismos, siendo así que seguramente no lo apreciarían dados los sueldos astronómicos de que disfrutan.
Para equilibrar, en fin, las cuentas del Estado, a los responsables políticos de éste país se les ha ocurrido recortar en investigación, educación, sanidad, y la ayuda a dependientes y desempleados, justo lo que deberían ser prioridades de gasto en éstos tiempos difíciles.
¿No será que tenemos responsables y gestores por encima de nuestras posibilidades en número pero por debajo de lo que sería exigible en capacidad?; ¿de que forma podríamos acometer éste vital recorte y mejora de la especie (política)?.

domingo, 4 de agosto de 2013

Todo sigue siendo falso, salvo alguna cosa

Como muchos, yo esperaba más bien poco de la valentía e inteligencia políticas del señor Rajoy, pero no por ello la constatación deja de ser desasosegante. La frase  "yo no puedo decirles otra cosa sino que son falsas sus acusaciones, son falsas sus medias verdades y son falsas las interpretaciones de la media docena de verdades que emplea como cobertura de sus falsedades" con que nos ilustró el señor presidente del gobierno refiriéndose al señor Bárcenas en su versión de los hechos -que no en la exposición de la verdad- me suena a una reedición de aquél "todo es falso salvo alguna cosa".
Porque las acusaciones son ciertas, ciertísimas -otra cosa es que sean verídicas y/o veraces-, es imposible que medias  verdades sean falsas -como mucho serán semifalsas-, y que además,  juzgue falsas las interpretaciones de seis de verdades -que incluso él debe reconocer como tales-  ya roza los chusco porque, por supuesto, no se ha dignado aclarar cuales eran esas  verdades y esas  interpretaciones. Sí, todo sigue siendo falso, y las explicaciones también.
El señor  Rajoy, y sus citas acotadas, nos amenaza incluso con la vuelta al fascismo o al  estalinismo  si  decidimos invertir la carga de la prueba para tener que demostrar la inocencia: lo cierto es que es mucho más preocupante  una justicia en la que, aquí y ahora,  a menudo es notoria la falta de independencia  y una  ineficacia que muchas veces sospecho que es  buscada, que por una vuelta a los años treinta. A los que, por otra parte, en materia social, ya estamos llegando, sin necesidad de fascismos o estalinismos.

Follow by Email