viernes, 13 de agosto de 2010

Pescando

Preguntada Trinidad Jiménez sobre su competidor dentro del PSOE por la candidatura a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha manifestado que "nunca diría que yo soy mejor candidata que él, pero sí quiero decir a los militantes que elijan a quien pueda ganar, a quien pueda conectar mejor con los ciudadanos y con una mayoría más amplia de la sociedad. Que valoren quién puede tener mayor respaldo social. De eso se trata". Efectivamente, de eso se trata: de ganar. Si un candidato gana es que era el mejor si no, no. Y ya lo dejó escrito Bernard Manin en La democrazia dei moderni "un candidato es elegido principalmente sobre la base de sus superiores capacidades para utilizar los medios de comunicación". Más corto -y más directo- lo ha expresado el alcalde de Getafe, Pedro Castro: "cuando el pescador va a pescar, no pone en el cebo lo que le gusta a él, sino lo que le gusta al pez". Desde luego, Trinidad Jiménez queda mucho más fashion que Tomás Gómez lanzando la caña, pero el cebo -ellos lo llaman proyecto- para mí es invisible, en ambos casos. Al final, pesca de arrastre, como siempre.

martes, 3 de agosto de 2010

Mutaciones genéticas

No se sabe si a causa de la contaminación, del cambio climático o de los vertidos en el golfo de Nuevo México, pero resulta que en los Estados Unidos (de Norteamérica), las mutaciones genéticas ya están llegando a los seres humanos. Y no a cualquiera, nada menos que el mismísimo presidente Obama y la gobernadora del Estado de Arizona, Jan Brewer, han resultado afectados: según Sarah Palin, ex gobernadora del Estado de Alaska y ex candidata republicana a la vicepresidencia -que lo habrá contrastado, supongo- la gobernadora de Arizona tiene los cojones que le faltan al presidente, aunque no ha dado detalles de como se ha producido tan sensacional traslocación, supuestamente cuando la primera estaba ocupada en garantizar las fronteras del Estado y del país. Tampoco -más allá de sus carencias- se conoce el alcance de la mutación en el presidente Obama, o si la tesitura de su voz está cambiando, por ejemplo. Dado que Jan Brewer es blanca y rubia -aunque sea de bote- además de los cambios fisiológicos, seguramente extrañará, al principio, el color. Menos mal que esas partes no se suelen llevar a la vista.

Safe Creative #1008036969673

Mejor los mejores

Hace poco Mariano Rajoy, en relación con los casos de corrupción en el PP, afirmaba que su partido intentaría "elegir mejor" a sus candidatos y dirigentes. El presidente del Gobierno ha ido algo más allá y ha dicho, en relación con las candidaturas del PSOE en Madrid, que, directamente "hay que elegir a los mejores", añadiendo que, en todo caso, "los militantes elegirán a los mejores". En cuanto a lo primero, parece razonable lo de elegir a los mejores y no a los peores, creo que en eso podríamos estar todos de acuerdo. La única dificultad podría estar en el matiz de dilucidar los mejores para qué o para quien... pero no nos perdamos en los detalles.  En cuanto a lo segundo, no sé si se asigna la función de oráculo infalible a los militantes o bien el presidente del Gobierno quiere decir que los militantes tienen que elegir a los que él considera mejores: Trinidad Jiménez y Jaime Lissavetzky. Lo sintetiza, agudo como siempre, Peridis en su viñeta en El País: si para el presidente del Gobierno Trinidad Jiménez es buenísima -y la que más satisfacción le produce-, Jaime Lissavetzky es muy bueno, Tomás Gómez es bueno y sólo hay sitio para dos...¿que hacemos contigo, Tomás?. En fin, los militantes socialistas de Madrid decidirán lo mejor. Y elegirán a los mejores, se supone.

Gestapillos a la mar


 I


He oído a Esperanza Aguirre decir, refiriéndose al caso del espionaje a políticos del PP en Madrid, que "ha prevalecido el sentido común o la dirección del partido (PP)". No sé si quiere decir con ese "o" que considera ambas circunstancias incompatibles -utilizando el o exclusivo o disyunción lógica- o simplemente es una manera de hablar debido a que no tiene la certeza de a cual de ambas causas se debe la retirada del recurso de Manuel Cobo y el silencio de Alfredo Prada. Gallardón, por su parte, lo tiene claro:"la decisión de Manuel Cobo de actuar inmediatamente de acuerdo con el criterio que marcó la dirección nacional del partido a través de la secretaria general le define en su condición de militante y de dirigente del PP", aunque curiosamente, en la actualidad Manuel Cobo está suspendido de militancia -no sé si de dirigencia- en el PP, se cree que la aceptación de las sugerencias de la dirección del PP  supondrá un mérito decisivo para que Manuel Cobo recupere su carnet del partido. Gallardón ha asegurado también que "las convicciones personales y la lealtad al partido son -supongo que querría decir que deben ser- totalmente compatibles". A menudo, a Gallardón le pierde su verbosidad, porque hay cosas que cuanto más se intenta explicar, más increíbles resultan; peor es meneallo, que decía don Quijote.

II

De la transcripción de los interrogatorios de la juez Carmen Valcarce a los imputados en el caso del espionaje a políticos en Madrid que he tenido la oportunidad de leer, me llama la atención que cuando la juez pide a José Oreja que explique si era cierto que se había enterado del caso por la prensa, la propia juez sugiere como razón exculpatoria a sus contradicciones que se tratara de una cuestión de semántica, ya que el imputado había afirmado ante la Policía Nacional que no había existido seguimiento a personas, pero no habría negado -si se lo hubieran preguntado correctamente- que hubieran existido labores de contravigilancia, al menos en el caso de Alfredo Prada, Ignacio González y otras personas (que no menciona). Para el que no lo sepa -que no debería coincidir que fuera un juez encargado del caso- contravigilancia significa, en lenguaje policial, "adoptar una serie de acciones para poner al descubierto una vigilancia". Es decir, descubrir una labor de vigilancia o seguimiento de otros. Y por ley, las fuerzas de seguridad del Estado son quienes tienen competencias exclusivas al respecto, es decir, los únicos que pueden realizar tareas de contravigilancia legalmente. De lo que se deduce que una labor de contravigilancia a cargo de los cuerpos de seguridad de la Comunidad de Madrid, tampoco justifica los seguimientos, además de que, de existir, hubiera sido ilegal.

La Contrarreforma













I

Siempre me ha llamado la atención lo reacios -reluctantes dicen ahora- que se han mostrado los legisladores a emplear los números para otro servicio que no sea el de numerar títulos, apartados o artículos de las leyes. Imagino que su formación académica -de letras- no les hace especialmente proclives a cuantificar conceptos o ideas mediante fórmulas matemáticas, pero si así lo hicieran, nos facilitarían a todos la vida. Como mucho, en leyes de carácter económico, establecen escalones -que casi siempre nos pillan en el peldaño malo por poco- cuando lo fácil y justo sería, en ese caso, la aplicación de una función continua. En otros casos, como es el de la proyectada reforma laboral, se recurre a la ambigüedad de la palabra como fórmula. Así, se propone que algunas de las causas aducidas por un empresario para proceder al despido de trabajadores sea una caída "relevante" de beneficios o "la falta persistente de liquidez". Las dudas surgen de inmediato: ¿cuanto es relevante?, ¿cuanta liquidez?, ¿cuanto tiempo es persistente?. Pues a criterio del juez, que en ausencia de jurisprudencia, puede ser cualquier cosa. Parece que a CiU le ha parecido mal que el PSOE haya eliminado del texto propuesto "la mínima razonabilidad" de las causas anteriormente mencionadas para rescindir contratos. Y no es que ello fuera ningún límite a la discrecionalidad del empresaio o del juez, porque ¿cuanto es el mínimo de razonabilidad?.

II

Será por humanidad, ya que no por caridad cristiana -el PNV se define a sí mismo como vasco, democrático, aconfesional y humanista- el motivo por el que el PNV ha logrado intercambiar su abstención por que el PSOE modificara su texto original para la proyectada reforma laboral que establecía que la empresa podría despedir a trabajadores por una "falta persistente de liquidez" o por registrar un "descenso de los beneficios". En el texto pactado las empresas podrán seguir rescindiendo contratos si justifican "pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos", lo cual queda mucho más fino y humano. En cualquier caso, la ecuación está clara: si hay beneficios gana el empresario, si hay pérdidas -o el empresario prevé que las haya- o, incluso si persiste en ganar menos que anteriormente, los trabajadores a la calle. El portavoz de Trabajo del PSOE, se mostró "realmente satisfecho" de una reforma que cree que garantizará derechos, aunque no precisó los derechos de quien. Por su parte los representantes de CiU y PNV justificaron su abstención "por responsabilidad" y por infundir "confianza" a los mercados. Tampoco precisaron ante qué o quién sentían esa responsabilidad y si en esa línea de inspirar confianza a los mercados no hubiera sido mejor implantar directamente en este país las condiciones laborales existentes en el tercer mundo

III

Air Comet, Seguros Mercurio, Viajes Marsans...hitos de un empresario especialista en espantás que han tenido como resultado dejar regularmente a sus trabajadores en la calle. Pues bien, Diaz Ferrán -emprendedor donde los haya- asegura que tiene el propósito de seguir creando empresas. Además, Díaz Ferrán como presidente que es de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ya dijo no estar muy conforme con la proyectada reforma laboral porque creía que los primeros  textos del Gobierno no contribuían a la "necesaria y urgente" modernización del mercado laboral y "no estaban a la altura" de las necesidades del país. En cuanto el mercado laboral esté modernizado y a la altura de las necesidades del país, es decir, en cuanto el Gobierno ejecute las instrucciones de CEOE, ¡a seguir creando empresas!. ¡Que sería de nosotros sin estos empresarios de raza, que fabrican hasta la legislación necesaria para el funcionamiento de sus empresas!

IV

Según Díaz Ferrán, todos los empresarios saben que todas las inversiones empresariales pueden "salir bien, regular, mal o fatal". Él es especialista, sobre todo, en las últimas. Pese a que asegura también que "la inmensa mayoría de empresarios de este país que han cerrado, no sólo han perdido la empresa, también la casa, el coche y hasta su teléfono", no parece que ese haya sido su caso, ya que junto con su socio de siempre, Gonzalo Pascual, se aseguró el cobro de un generoso sueldo con cargo a las arcas de Marsans, de forma simultánea a la negociación de la venta de la empresa al mejor postor, con el resultado de todos conocido. Pero para que carencias tan desagradables no afecten en el futuro a ningún empresario, desde su puesto como presidente de CEOE ha inspirado al Gobierno una reforma laboral "adecuada a las necesidades del país" -en sus palabras-, e inspirada en la ancestral fórmula empresarial: si hay beneficios gana el empresario, si hay pérdidas -o el empresario prevé que las haya- o, incluso si gana menos que anteriormente durante algún tiempo, los trabajadores a la calle. Este país no puede permitirse empresarios sin empresa ni casa ni coche. Y no digamos sin teléfono móvil.

Follow by Email