viernes, 29 de abril de 2011

Proyectos

La presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha declarado que "cuando un juez sospecha que un político usa su cargo para un proyecto personal, existen responsabilidades políticas", alardeando de presentar unas listas completamente limpias de la baba de la trama Gürtel, aun reconociendo que en ellas existe algún imputado, pero "por tonterías" (hay que ver estos jueces, no pasan una). Intentando aclarar la terminología de la señora Aguirre -parece que copiada de la línea oficial del partido respecto a la ex presidenta del PP de Benidorm, Gema Amor- supongo que "proyecto personal" se denomina ahora ahora a quien roba para sí, y no para el partido, en cuyo caso parece que no llega a ser ni robo. Pero antes que proyectos políticos en forma de partido -que suelen defender en primer lugar el interés de los cargos de ese partido- y, por supuesto, antes que "proyectos personales", el proyecto prioritario para toda la clase política debería ser el de velar por el interés común, el de todos los ciudadanos. Y, con la que está cayendo, dar ejemplo.

jueves, 28 de abril de 2011

Meridianamente

La señora de Cospedal, ha manifestado en relación con RTVE que "no está siendo imparcial desde el punto de vista político. Una televisión pública imparcial debería presumir de tener unos servicios informativos y unos instrumentos que sean de una objetividad meridiana". Con esa misma vara de medir como instrumento ¿se podría afirmar con objetividad meridiana -si es que la objetividad soporta tal adjetivo- que Telemadrid es una televisión pública e imparcial?.

jueves, 7 de abril de 2011

Excusatio non petita

"Excusatio non petita, accusatio manifesta" dice una locución latina de origen medieval, que se podría traducir por "quien se excusa, se acusa". La ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado que "está absolutamente descartado" un posible contagio a España tras solicitar Portugal el rescate financiero a sus socios de la UE. Es cierto que economía española difiere -a nivel cuantitativo, más que cualitativo- de la portuguesa, de la griega y de la irlandesa. Pero no es menos cierto que en España, como en Grecia y en Portugal, el Estado tiene unos ingresos muy bajos y soporta un fraude fiscal elevadísimo, lo que se ha traducido en políticas financieras alternativas basadas en la solicitud de préstamos a la banca extranjera. En época de "vacas gordas" el sistema ha funcionado con regularidad: el Estado ha dispuesto de liquidez, las empresas han obtenido ingresos tanto por los beneficios producto de su actividad -con una carga impositiva bajísima- como por lo que se les ha permitido defraudar, y la banca ha alimentado el sistema, obteniendo sus beneficios. Pero en el otro extremo del ciclo económico, en cuanto "los mercados" han detectado síntomas de riesgo para sus inversiones, la banca ha cerrado el grifo y el sistema ha colapsado de inmediato. El resultado en nuestro caso ha sido un Estado más débil de lo que le correspondería en función de la riqueza real del país, y al que sólo le quedado -como a los antes mencionados- una opción: el recorte del gasto social, del Estado del bienestar (del "medioestar", más bien). Sin pretender ser agorero, ya veremos lo que de verdad queda descartado.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/rescate/descartado/elpepiopi/20110409elpepiopi_6/Tes

Follow by Email