domingo, 2 de julio de 2017

Orbitando

Parece que Pedro Sánchez continúa en la idea -como hace un año- de que PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos no son conjuntos disjuntos y sigue empeñado en delimitar su intersección para sacar del poder al PP; ésto matemáticamente tiene sentido, aunque la política muy pocas veces tiene rigor matemático en sus planteamientos y en su realización; vamos a tomarlo, sin embargo, como punto de partida: para empezar, debería visualizar geométricamente ese modelo no ya en tres dimensiones sino en cuatro, ésto es, añadiendo la dimensión tiempo: los tres conjuntos que representan a cada una de las fuerzas políticas mencionadas -pongamos que esferas, en tres dimensiones- todas se mueven en el tiempo dependiendo de un centro de atracción, lo que tiene como consecuencia inmediata que la intersección -o programa de mínimos aceptable para los tres partidos- fluctúe en el tiempo. Pero sobre todo, ha de tener en cuenta que la esfera Ciudadana está sometida a una fuerza gravitatoria externa -como el PP, pero en otra órbita; ambas esferas girando alrededor de un Sol común: el Ibex35- tendría que esperar Pedro Sánchez un nuevo paso -en función de la proximidad de elecciones- de Ciudadanos por las cercanías de PSOE y Unidos Podemos para lograr su deseado acuerdo de mínimos, y aún así la duración de ese acuerdo sería semejante a la que ya alcanzaron entre PSOE y Ciudadanos el pasado año: Ciudadanos continuaría raudo su órbita hasta cumplir su período sidéreo en las siguientes elecciones.
Que yo me he fabricado éste modelo matemático-astronómico básico, pero sigo pensando que debe ser ponderado teniendo en cuenta las notables carencias del promedio de la clase política, que, además, debe padecer miopía congénita profunda. Sobre todo en el ojo izquierdo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Follow by Email